Kétchup de plátano
Kétchup de plátano

¡Cómo molan las vacaciones con los niños en casa! Tenemos todo el tiempo del mundo para disfrutarlos y hacer miles de cosas con ellos. En estos días en los que todas las comidas son formales y “de mayores” podemos aprovechar para hacer una comida divertida que además rinde un montón y podrás conservar para muchos meses. Yo no conozco ningún niño al que no le guste el kétchup, pero seguro que lo hay, así que, ¿por qué no probamos con esta salsa alternativa? 

Óscar y yo nos enamoramos de esta salsa cuando la descubrimos durante nuestro viaje de novios porel Caribe. Aquel día, nuestro crucero atracó en St. Lucia y contratamos una excursión con un guía que nos llevó por toda la isla. La última parada fue en un resort de playa de arena negra y mira por donde había una tienda de comestibles y no lo dudé un momento, la playa podía esperar y la posibilidad de encontrar ingredientes para mi cocina, no. Bendita decisión, porque allí me esperaba esta delicia.

Óscar y yo de luna de miel en St. Lucia.

Por hacer un poco de historia, os contaré que esta salsa es originaria de Filipinas, aunque, como ocurre muchas veces, su origen es disputado con las islas del Caribe. Durante la II Guerra Mundial, Filipinas se quedó con sus reservas de tomate bajo mínimos y no se podía utilizar para hacer la salsa, así que sustituyeron el tomate por el plátano, que allí abunda, e inventaron este original kétchup. Su sabor es dulce y ligeramente picante, aunque esto, como siempre es opcional (a mi hija siempre le ha gustado el picante, hasta de pequeñita).

De las cualidades del plátano, no hace falta hablar demasiado. Todos conocemos que es una fuente de hidratos de carbono sin tan apenas grasa y mucha fibra, lo que lo hace un alimento saciante. Es perfecto para la dieta de niños y deportistas, pero también para las dietas de adelgazamiento, os lo digo yo, que ya llevo 17 kg perdidos y como un plátano al día como mínimo. Su alto contenido en potasio interviene en la regulación de los líquidos y el buen funcionamiento del sistema nervioso, los músculos, incluido el corazón. Pero sus propiedades no acaban allí, también contiene cinc, lo que lo hace perfecto para mantener un buen estado del cabello. Tiene más pectina que la manzana, así que es una buena alternativa a esta fruta para hacer mermeladas.

Ingredientes:

  • 9 plátanos de Canarias
  • .2 cucharadas (30 ml) de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cebolla dulce de Fuentes de Ebro mediana.
  • 5 dientes de ajo.
  • 80 g de pasas o dátiles.
  • 170 g (1 latita) de pasta de concentrado de tomate.
  • 1 cucharada de orégano.
  • 600 ml de agua (3 vasos).
  • 200 ml (1 vaso) de vinagre de manzana.
  • 60 ml de miel de caña.
  • 125 g de azúcar moreno de caña.
  • 2 ½ cucharadas de brandy.
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera.
  • 2 cucharaditas de jengibre molido.
  • 2 cucharaditas de sal marina.
  • 1 cucharadita de cayena molida (opcional).
  • ¼ de cucharadita de canela molida.
  • 1 cucharada de cúrcuma.
  • 1 pizca de pimienta de Jamaica.
  • 1 pizca de nuez moscada.

Instrucciones:

  1. Precalienta bien una plancha de grill o una sartén a fuego fuerte. Pincela los plátanos sin pelar con aceite de oliva y colócalos en la plancha durante unos cinco minutos por cada lado. Cuando se hayan oscurecido bien, retíralos y resérvalos para que se enfríen.

    Aspecto de los plátanos asados al grill.
    Detalle de los plátanos al grill.
  2. Pela los plátanos y colócalos en el vaso de Thermomix en trozos grandes. Añade la cebolla, el ajo, la pasta de tomate, las pasas y el agua y tritura durante un minuto a velocidad 6.
  3. Añade el resto de los ingredientes y cocina durante 45 minutos a temperatura Varoma y velocidad 2 hasta que la mezcla reduzca a la mitad de su volumen.
  4. Deja enfriar durante 30 minutos y tritura durante 1 minuto a velocidad gradual 5-7-9 para que quede con la textura y el brillo adecuados.

Consejos:

  • Introduce la salsa en tarros de cristal esterilizados, ciérralos y esteriliza durante 30 minutos en una olla bien cubiertos de agua. Deja enfriar de nuevo con los tarros boca abajo. Esta conserva te durará así al menos un año.
  • También puedes guardar el kétchup en un biberón de cocina en la nevera durante cinco o seis meses.
  • Prueba esta salsa con patatas fritas, hamburguesas, en tus barbacoas, o incluso en un chili con carne.

5 Comments on Kétchup de plátano

  1. Oh my goodness! Amazing article dude! Thank you, However I am
    experiencing troubles with your RSS. I don’t understand the reason why I cannot subscribe to it.
    Is there anybody getting identical RSS problems? Anyone
    who knows the answer can you kindly respond? Thanx!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *