Tiramisù
Tiramisù

Para mí, hay pocos postres caseros que transmitan tanto el amor de una madre como un Tiramisù. ¿Estáis de acuerdo? Además es una receta bien fácil que no necesita ni siquiera cocción, sólo una buena máquina de amasar. Pues bien, mañana es el día de la Madre, yo, ahí lo dejo… Con postre, o sin él, no dejéis de celebrarlo, que una madre es el mejor tesoro que nos regala la vida.

Ahora bien, la sorpresa que me he llevado cuando me he puesto a investigar el origen del tiramisú ha sido enorme. Otra vez nos vamos a sitios de mala fama. Sí, sí, que al igual que el spaghetti a la puttanesca, el tiramisú parece que nació en los burdeles de Venecia allá por los años cincuenta del siglo pasado. Wikipedia cuenta que en aquella época de post-guerra, los burdeles contaban con cocineros y que las madamas ofrecían a los clientes un tentempié, en italiano, un “ti tira su“. Curioso, ¿no? También descubrí que la receta original no llevaba queso mascarpone, ni nata, ya que la grasa precisamente provoca una digestión pesada con somnolencia incluida. Fue más adelante, allá por la década de los ochenta o noventa cuando se incorporaron estos ingredientes para facilitar la estabilización de la crema. Precisamente para esto, yo uso un truco, que consiste en añadir un sobrecito de estabilizante de nata, o de cuajada en polvo, que viene a ser lo mismo. Así, se consigue una textura más firme que aguanta más tiempo incluso fuera de la nevera.

Además, como me gusta dar mi toque personal a las recetas, he sustituido el licor tradicional italiano por Cointreau, que es un licor de naranjas. El chocolate y la naranja, como sabéis, son buenos compañeros en la gastronomía. El resultado, no ha podido ser mejor. Os lo aconsejo.

Ingredientes:

  • 6 huevos.
  • 1 de cucharadita de crémor tártaro, o ½ cucharadita de zumo de limón.
  • 1 pizca de sal.
  • 400 g de bizcochos duros, tipo soletilla, o Savoiardi.
  • 500 g de queso mascarpone.
  • 120 g + 2 cucharadas de azúcar.
  • 250 g de nata de montar.
  • 1 sobre de estabilizante de nata o cuajada (opcional).
  • 300 ml de café expreso (se puede sustituir por café instantáneo).
  • 60 ml (4 cucharadas) de licor (Amaretto, Marsala, Pedro Ximénez, etc…). En este caso, yo utilicé Cointreau.

Instrucciones para amasadora:

Elaboración de la crema:

  • En primer lugar, separaremos las claras de las yemas.
  • Pondremos las claras, junto con la pizca de sal, colocamos el accesorio de varilla y comenzamos a batir a velocidad 2. Cuando lleven un par de minutos batiendo, subimos a máxima velocidad y continuamos otros 4 minutos más. Cuando falten dos minutos para acabar, incorporamos el crémor tártaro o el limón, como estabilizante de las claras. Cuando ya estén a punto de nieve, sacamos y reservaremos en la nevera.
  • Ahora batiremos las yemas con la mitad del azúcar, iniciando el batido a baja velocidad y subiendo progresivamente para evitar salpicaduras, hasta la velocidad máxima. Batimos durante cinco minutos aproximadamente, hasta que las claras blanqueen y tengan un aspecto cremoso.
  • Cambamos al accesorio mezclador y comenzamos a batir a velocidad media. Incorporamos, poco a poco el queso mascarpone hasta que se mezcle e integre bien en la crema. Podemos añadir un par de cucharadas de café y de licor a la crema. Traspasamos la crema a otro bol y reservaremos en la nevera.
  • Ahora, de nuevo con el accesorio de varillas, montaremos la nata con la otra mitad del azúcar y el sobrecito de estabilizante (opcional, pero recomendable). Este proceso suele durar unos cuatro o cinco minutos, pero depende de varios factores, como lo fría que esté la nata, o la cantidad de materia grasa que lleve -yo recomiendo al menos 35,1 mg/100 g como mínimo para garantizar un buen montado). Cuando la nata vaya adquiriendo un tono amarillento y veamos que las varillas dejan surcos en el batido, es el momento en que ya está en su punto óptimo de montado.
  • Tomamos la crema que teníamos reservada y, ya a mano con la ayuda de una espátula, incorporamos la nata poco a poco, con movimientos envolventes hasta que se mezcle bien, procurando ir despacio para retener el aire que hemos introducido durante el batido.
  • Finalmente repetimos el proceso con las claras reservadas y ya tenemos finalizada la crema.

Montaje del postre:

  • Tomamos el café a temperatura ambiente y le añadimos el licor.
  • Mojamos cada bizcocho en el café hasta que absorba una buena cantidad de líquido intentando dejar el centro seco para evitar que se deshagan y para que sigan absorbiendo posteriormente el líquido de la crema. Los colocamos uno junto a otro en el fondo de una fuente de cristal, cubriendo toda la superficie del fondo.
  • Colocamos una capa gruesa de crema.
  • Espolvoreamos cacao con la ayuda de un colador por toda la superficie de la crema.
  • Repetimos capa de bizcochos bañados de café y licor y nuevamente capa de bizcocho. Normalmente las fuentes permiten dos o tres capas de bizcocho.
  • Terminamos con una capa más fina de crema y finalmente, con la que nos sobre la meteremos en una manga pastelera con boquilla redonda y gruesa para hacer las bolas de decoración, pero esto es totalmente opcional, si no queremos complicarnos la vida demasiado, bastará con terminar con la crema bien extendida y plana y una capa de cacao abundante.
  • Dejaremos en la nevera durante al menos dos horas antes de servir.

Consejos:

  • Este postre gana mucho con las horas. De un día para otro está incluso más bueno. Únicamente, tendremos cuidado de espolvorear la última capa de cacao justo antes de servir y listo.

2 Comments on Tiramisù

  1. Me encantan todas tus recetas, son espectaculares! ¿Has pensado en darte a conocer en alguna red social especializada? Hay una app que se llama Foodies Moveando y seguro que tendrías mucho éxito. Yo te voto! 🙂

  2. Vaya pintaza!!!!! Yo estoy empezando con un blog ahora. Espero tener suerte. Cocinandoconpiedi.wordpress.com si quieres verlo. Es muy pequeño aun pero acepto todo tipo de consejos y recomendaciones. Gracias y espero que sigas cocinando igual de bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *