Categoría: Fechas especiales

Crema de coliflor con peras al gorgonzola

Crema de coliflor con peras al gorgonzola.
Crema de coliflor con peras al gorgonzola.

¿No queríais una receta ligera para ir preparándonos para la Navidad? Pues aquí está, y está tan rica que hasta podría servir de primer plato para nochebuena. Para esta receta he utilizado varios métodos de cocción, como a mí me gusta, siguiendo el criterio de ahorro de tiempo, energía y conservación de las propiedades de los ingredientes. Así pues, hemos usado mi cacerola especial para cocinar sin agua AMC (os pondré también instrucciones para el microondas), la olla rápida y la Thermomix.

Además, tenemos entre los seguidores de este blog una persona que me pidió incluir e identificar recetas que fueran aptas para celíacos. Pues este post está especialmente dedicado a ti, Vero, poco a poco iré identificando entre las recetas que ya están publicadas aquellas que son aptas, aunque recuerda que muchas de ellas, con una pequeña modificación, ya las puedes adaptar. Mis amigos vegetarianos también pueden disfrutar de esta receta.

Esta receta la encontré en un viaje a Francia que he hecho recientemente. De visita a un hipermercado que me gusta mucho, me encontré con un tetra brik de sopa fresca pasteurizada. Me hizo mucha gracia lo que me recordó la combinación de peras y gorgonzola al famoso risotto y lo compré para probar, convencida que yo esto lo podría hacer en mi casa. Estos son los pequeños regalos que me traigo de mis viajes. El resultado ha sido mucho mejor de lo que me esperaba, así que aquí os lo dejo para compartir. (más…)

Helado de yogur y calabaza

Helado de yogur y calabaza.
Helado de yogur y calabaza.

Trick or treat. Sí amigos, Halloween ya está aquí y lo ha invadido todo. Es genial cocinar pequeños caprichos dulces (porque eso significa literalmente treat) para los niños… Pero, ¿qué pasa con los que ya los que ya no somos tan niños? Hoy os traigo una propuesta ligera pensada para los mayores y que tampoco podrán rechazar los más pequeños. Esta es una fiesta para todos, y si no lo creéis, mirad a mi querida amiga Mónica que está afincada en Texas este año cómo se lo pasa tallando su Jack O’-Lantern. ¡Te echo mucho de menos amiga!

Mi amiga Mónica en Dallas.
Mi amiga Mónica en Dallas.

¿Queréis que os cuente la terrorífica historia de la linterna de calabaza? La leyenda proviene de un irlandés llamado Stingy Jack (Jack el tacaño). Hace muchos años, Jack, que era un borracho y estafador conocido en su pueblo, se encontró cara a cara con el mismísimo diablo en una taberna. Jack, que era muy tacaño, engañó al diablo ofreciéndole su alma a cambio de un último trago y de que pagara las bebidas. El diablo aceptó y se convirtió en una moneda para pagar al camarero, pero Jack se guardó la moneda en su bolsillo junto a una cruz de plata y así impedir que el diablo se liberara y que recobrase de nuevo su forma original hasta que prometiera no pedir su alma en diez años. El diablo no tuvo más remedio que aceptar.

Diez años más tarde, el diablo quiso saldar su deuda y se le apareció a Jack en el campo. El diablo estaba dispuesto a llevarse consigo su alma, pero Jack, astuto, le pidió que le concediera un último deseo… “¿Podrías bajarme aquella manzana de ese árbol?”. El diablo aceptó y se subió al árbol, pero antes de se diese cuenta, Jack marcó rápidamente una cruz en la corteza del árbol y el diablo no pudo bajar. Jack le obligó, una vez más, a prometer que jamás le pediría su alma nuevamente. El diablo no tuvo más remedio que claudicar de nuevo.

Jack murió unos años más tarde, pero no pudo entrar en el paraíso, pues durante su vida había sido un borracho y un estafador. El diablo fue fiel a su palabra y no reclamó su alma y lo condenó a vagar eternamente por la Tierra en la oscuridad de la noche. El diablo le lanzó a Jack un carbón encendido desde el mismísimo infierno, para que pudiera guiarse en la oscuridad, y Jack lo puso en un nabo que había vaciado para que no se apagara con el viento. Ahora Jack vaga sin rumbo con su linterna para toda la eternidad y pasó a ser conocido por Jack-of-the-lantern o Jack o’-Lantern.

(más…)

Puré de calabaza americano

Puré de calabaza americano.
Puré de calabaza americano.

Hoy amigos, nos trasladamos a Norteamérica para dar la bienvenida a su Holiday Season, que comienza con Halloween, pasando por el día de Acción de Gracias, la puerta de la Navidad. Si alguna vez habéis tenido la ocasión de vivir esta época del año allí sabréis degustar el recuerdo festivo que os quiero transmitir. Las calles empiezan a llenarse de luz y color, las familias se reúnen, los niños son los protagonistas… y nos invade el amor y la fraternidad por todos lados, ya se encargan de ello los medios y los comercios, je je, que no nos vamos a olvidar de este detalle. Más allá de lo comercial, a mí me gusta quedarme con la esencia de estas fiestas: honrar a los que perdimos, dar gracias por los que tenemos a nuestro lado y celebrar el comienzo de un nuevo ciclo en nuestras vidas. ¡Que empiece la fiesta!

En esta entrada aprenderemos a hacer una menualidad clásica de la cocina americana, el puré de calabaza. Es un ingrediente que sirve para infinidad de recetas, desde el famoso pumpkin pie hasta bizcochos y panes . Como postre con un poquito de nata montada y galletas no tiene precio. Consiste en calabaza asada y una mezcla de varias especias que se llama Pumpkin spice que nunca falta en la despensa de un american baker que se precie. Por eso haremos una buena cantidad de especias para poder ir trabajando estos días con muchas recetas. ¿Nos atrevemos con un Pumpkin Spice Latte al puro estilo Starbucks?

No sé si sabéis la importancia que ha tenido la calabaza en la historia de América. Según se cuenta, los nativos americanos ofrecían calabazas como regalo a los recién llegados colonos ingleses del Mayflower y ellos las despreciaban… Hasta que se dieron cuenta de lo valiosas que eran a la hora de combatir el escorbuto y otras enfermedades en el primer duro invierno americano en Massachusetts. La primavera siguiente, después de haber sido diezmados por las enfermedades, se dejaron ayudar por los indígenas a implantar nuevos cultivos, como el maíz y la calabaza, entre otros. Al llegar el tiempo de la cosecha, los colonos hicieron una fiesta para dar las gracias a los indígenas, sin cuya ayuda no podrían haber conseguido asentarse en aquellas tierras. Años más tarde, en 1863, tras la dura Guerra Civil , Abraham Lincoln oficializó el 26 de noviembre como Thanksgiving Day, un día para celebrar la reconciliación del pueblo americano.

(más…)

Paella de marisco

Paella de marisco.
Paella de marisco.

Las paellas son para los domingos ¿A que sí? Y mejores cuando se celebran cosas en la familia. Hoy hemos tenido celebración de la vida y el amor, que no es poco. Andrés―el marido de mi madre y como un padre para mí― ha salido bien de una pequeña operación. Ahora queda recuperarse y tener paciencia con la rehabilitación. Por nuestra parte, Óscar y yo celebramos nuestro aniversario, seis años ya y me parece que fue ayer. Supongo que eso es la felicidad. Además, hoy 20 de octubre, ha sido el día internacional del cocinero. ¿Qué más se puede celebrar?

Volviendo a la paella, os diré que esta es el resultado de muchos años de práctica y aprendizaje, porque, como algunos sabéis, la cocina española no la llevo de serie. Lo que sí me han quedado muy claros son algunos conceptos que son fundamentales:

  1. El fumet de pescado y marisco es básico para que la receta te salga bien y que, a pesar de que ya hay en el mercado algunos muy buenos, un buen caldo casero es incomparable. Os explicaré como lo hago yo en casa.
  2. También es importante disponer de una buena paella, de acero o esmaltada, sin anti-adherentes de teflón (porque te lo acabas comiendo), y del tamaño suficiente para que el grosor dela capa de arroz sea fina, yo procuro no sobrepasar los 2 cm. aproximadamente y que la superficie de evaporación del caldo sea la máxima posible.
  3. La materia prima, que ha de ser de calidad, no escatiméis en los ingredientes porque se nota mucho en el resultado. El arroz, tipo Bomba, Bahía o de Aragón. El marisco, siempre fresco. No resulta tan caro comprar el marisco fresco que precisa una paella, además, nos podemos buscar un poco la vida sustituyendo los crustáceos más caros como cigalas o gamba roja por alternativas más baratas e igualmente deliciosas. Los de tierra adentro, ¿Conocéis las galeras? Ah, y el azafrán, de verdad. Olvídate de los colorantes alimentarios.
  4. La proporción de caldo y arroz es del doble. Yo uso la medida de un vaso de agua en general, pero dependiendo de la calidad del agua, y otros factores como la altura es posible que necesitemos más.
  5. Hay opiniones encontradas respecto del uso de la cebolla en la paella. El único posible inconveniente con ella es que suelta agua durante la cocción y se nos podría pasar el arroz, pero eso se soluciona teniendo cuidado con el caldo, es mejor ir añadiendo lo que nos pueda faltar que pasarnos. Hay dos bandos, pero yo me quedo definitivamente con el de con cebolla.
  6. Esta última es la regla de oro: El arroz no se toca en ningún momento durante la cocción. La razón es para evitar que se rompa el grano y suelte el almidón, lo que haría que se apelmace la paella y desmerezca totalmente el resultado.

(más…)

Tresca aragonesa de melocotón con manto de Garnaccio

Tresca aragonesa de melocotón con manto de Garnaccio.
Tresca aragonesa de melocotón con manto de Garnaccio.

Hace pocos días hemos celebrado en Aragón Día del Pilar. Este año quería hacer un homenaje a mi Pilarica y a mi tierra desde mi cocina. Ah, por cierto, no me he equivocado, es Tresca, no tarta, y os explicaré por qué.

Esta tarta es el fruto de un brainstorming de todos mis amigos. La idea se forjó aquí en la cocina junto a Virginia, que me trajo de regalo una botella de Garnaccio, que es un licor de destilación de vino de Garnacha que es la variedad más reconocida de la D.O. Cariñena. Si no lo habéis probado, os lo recomiendo, es espectacular. Cuando ya tenía la idea inicial, porque la técnica de esta tarta es una vieja conocida entre los usuarios de Thermomix, se me ocurrió que sería divertido transformar un postre archiconocido de Aragón, el melocotón con vino y que todos los ingredientes de la tresca fueran de Aragón. Así que como ya teníamos el licor de CAriñena, le pusimos en la base bizcochos de CAlatayud y los famosísimos melocotones de CAlanda y voilà… mi amigo Luismi, que es otro mago de los juegos de palabras, nos sorprendió con el nombre TresCA. Lo del manto, pues fue cosa mía, que me quiero acordar de la Virgen del Pilar y dedicarle mi primera receta como autora. Para la sesión de fotos, como es ya habitual, tuve la colaboración de Eva y para la cata al resto que, antes de volverse a sus casas a descansar de las fiestas se fueron pasando el mensaje por Whatsup y volvimos a tener la encanto de reunir a toda mi gran familia entorno a un pastel casero. Esto no tiene precio, os lo aseguro.

Tresca de Aragón.
Tresca de Aragón.

(más…)

Orange Carrot Cake

Orange Carrot Cake
Orange Carrot Cake

¿A que parecen de verdad las zanahorias?  ¡Pues no, que son de fondant! Estamos de estreno, porque es mi primer layer cake, y aunque la técnica todavía es mejorable ¡a mí me parece precioso! Este pastel tiene una larga historia.  Soy fan absoluta del Carrot Cake desde hace 28 años por lo menos, desde que fui a estudiar a Inglaterra y me enamoré de este pastel de origen americano.  Desde entonces siempre he ido buscado la receta perfecta y he buceado por los recetarios norteamericanos probando varias recetas que iré compartiendo poco a poco en este blog.

Hace unos meses, en un viaje de trabajo por Orense, estuve hospedada en el hotel Carris Cardenal Quevedo y ¡Sorpresa! había Carrot Cake en su carta de postres.  ¡Y vaya tarta!, el sabor era sublime.  Pregunté a la camarera y me habló muy bien de la chef repostera del hotel y me dijo que la receta era suya personal y que llevaba zumo naranja en los ingredientes.  Se me encendió a mí la bombilla y me puse a investigar de en esta variante y parece que es una nueva moda.  Encontré esta receta en My recipes.com y la he adaptado un poco a mi manera.  Además estoy de enhorabuena porque por fin he encontrado en Zaragoza nueces pecanas que es el ingrediente original del pastel.

Pero la historia no se acaba aquí, porque esto fue hace unos meses.  A finales del mes pasado, mi amiga Marian Platero que es artesana me sorprendió con una preciosa Fofucha de Mermelaura que va vestida de color naranja y con su libro de recetas incluido.  Me hizo mucha ilusión porque es igualita a mí y porque ha sido el primer regalo que recibo para el blog.  Está claro que merece tener su lugar de honor en nuestro espacio.

Pensando en cómo presentarosla, me concentré en el color del vestido.  A mí, el naranja me lleva irremediablemente a una asociación pavloviana de ideas con mi amado Carrot Cake y empecé a pensar en serio en este proyecto.  Mirad el resultado: ¡qué bonita está al lado de su tarta favorita!

Fofucha Mermelaura y Orange Carrot Cake
Fofucha Mermelaura y Orange Carrot Cake

Por último, comentaros que esta es una receta para una tarta de grandes dimensiones, o de dos pequeñas como hice yo.  Esto es porque la tarta principal estaba destinada a un regalo para Carlos y Elena que nos han proporcionado unas maravillosas verduras ecológicas este verano y no quedaba bien cortarla para presentaros el interior.  Por el tamaño, es perfecta para una celebración familiar y habrá suficiente tarta como para 24 personas.  Si queréis una tarta para pocas personas podéis dividir los ingredientes a la mitad.  Os dejo también un enlace al tutorial de El Rincón de Bea sobre montaje de layer cakes que ha sido fundamental en esta primera experiencia.

Orange Carrot Layer Cake
Orange Carrot Layer Cake

(más…)

Pink Lemonade

Pink Lemonade
Pink Lemonade

No hay demasiadas cosas tan americanas y tan girly como la Pink Lemonade. Su origen  parece remontarse allá por 1857 y tuvo lugar en el mundo circense por casualidad.  Un camarero del circo, Henry E. “Sanchez” Allott, se le cayeron accidentalmente unos caramelos rojos de canela en la jarra de la limonada que preparaba, y acabaron tiñéndola. Como no tenía tiempo de preparar otra nueva, ofreció a los clientes la bebida rosa y resultó todo un éxito.

Años más tarde, con la llegada de los años 50, la Pink Lemonade, se hizo famosa en los míticos soda bars de donde adquiere su característica estética Vintage junto a los milk shakes y la zarzaparrilla.  (¡Estáis pensando todas en Grease, lo sé! ;))

Hoy forma parte de la estética de cualquier fiesta girly de cumpleaños, despedida de soltera, baby-shower, bautizo  o boda por lo bien que combina con los tonos pastel que las caracterizan.

Existen varias recetas para prepararla, con granadina, fresas, colorante alimentario… Pero yo hoy os traigo la que más me gusta: con frambuesas. ¡A pasarlo bien, chicas!

(más…)

Curry de pollo con tomate y arroz Pilaf de Carmen

Curry de pollo con tomate y arroz Pilaf de Carmen
Curry de pollo con tomate y arroz Pilaf de Carmen

Mi mejor recuerdo de Carmen es su sonrisa. Me transmitía esa tranquilidad que sólo las madres saben transmitir cuando en la vida el suelo no parece firme bajo nuestros pies.  Es la madre de mi cuñada Nuria y todos le teníamos un cariño muy especial. Para mi boda hizo unos alfileres preciosos con una flor bordada en la cabeza que son costumbre en Andalucía. Me explicó: “A las casadas, se les coloca cabeza arriba y a las solteras, cabeza abajo, porque así,  si se cae el alfiler durante el baile, la chica se casará pronto”. Al final Carmen no pudo venir,  a pesar de que sé que ganas no le faltaban, pero estuvo muy presente en mi día especial y muy vivo hoy su recuerdo.

Esta receta es una de esas que son un pequeño tesoro. Es una de esas sencillas recetas caseras magistrales transmitidas de madre a hija en un pequeño cuaderno recetario ¿A que vosotros también tenéis uno? Carmen la aprendió de un amigo hindú cuando vivía en Londres y a mí me la dio Nuria, que la prepara siempre que vamos a verlos porque sabe que me encanta.  Ahora la comparto con todos vosotros para que la tradición no se pierda.

Agradecimientos a mi amiga Eva Marimón, a Lauri y a Óscar por la sesión fotográfica.

(más…)

Zanahorias glaseadas by David de Jorge

Zanahorias glaseadas.
Zanahorias glaseadas.

Hace unos días publiqué una receta francesa de Conejo a la mostaza de grosellas y tenía que encontrar una guarnición a la altura. Tras la publicación, muchos me pedísteis la receta.  Yo la encontré en un vídeo de David de Jorge  de Robin Food.  Si no lo conocéis todavía, tenéis que hacerlo,  es un cocinero extraordinario, mediático, revolucionario, un enfant terrible de la gastronomía. El libro Más de 999 recetas sin bobadas , del que es coautor junto a Martín Berasategui, os lo recomiendo como libro “de encimera”. Divertidísima la sección de guarrindongadas, ¡No os la perdáis!

Para esta receta he tenido la suerte de probar una sartén de AMC, todo un ingenio eficiente, con sensor de temperatura que permite freír a baja temperatura. Pero lo que más me ha gustado para esta receta es la tapa cúpula con chimenea que me ha permitido controlar la evaporación del líquido consiguiendo una reducción brillante en el glaseado y el punto al dente perfecto en las zanahorias.

(más…)

Conejo a la mostaza de grosellas

Conejo a la mostaza de grosellas
Conejo a la mostaza de grosellas

Mi amigo Emilio, que es periodista y experto en medios, ha estado ayudándome mucho con mis comienzos en el blog. Hace pocos días, mientras estaba de viaje por Europa,  me planteó el siguiente reto en Twitter.  Soy aragonesa, lo sabéis, y a los aragoneses no se nos puede decir ¿A que no puedes…?  Así que me he puesto a documentarme toda la semana en los entresijos de la cocina francesa y aquí está mi propuesta para el reto.  Lapin a la moutarde au cassis.

No hay cosa que más me motive que recoger este guante y empeñarme en conseguir la receta. Cuando te sale,  la satisfacción es incalculable.  Vosotros ya sabéis de lo que hablo y lo habéis experimentado ¿verdad?  Pues he aquí la foto que publicó y el veredicto recibido, ¡Qué contenta estoy! (más…)

A %d blogueros les gusta esto: