Categoría: Modo tradicional

Mousse de yogur con coulis de moras

Mousse de yogur con coulis de moras
Mousse de yogur con coulis de moras

No sé vosotros, pero empiezo a pensar en todos los indigestos días de fiestas que están por llegar. Por eso hoy me apetece algo rico, sencillo y digestivo, para ir preparando motores y dejando sitio para lo que viene J. Os comenté que os iría poniendo algunas recetas hechas con yogur casero, así que aquí viene la primera, hecha con las moras que me recogieron mis suegros en Jaca este verano. ¡Una delicia! (más…)

Yogur natural casero

Yogur natural casero
Yogur natural casero

Soy fanática del yogur casero desde que era una niña. Tendría yo unos ocho años, cuando mis padres trajeron a casa una yogurtera eléctrica, que, por entonces, era una verdadera fiebre. Desde el principio a mí me pareció fantástica. Redondita, de color naranja y con una tapa transparente, para mí era como una pequeña incubadora que mi madre llenaba de vasitos- a modo de pequeños bebés- por las noches. Allí me habría quedado delante a ver cómo se producía la magia si mi hubieran dejado. Al día siguiente, me encantaba ayudar a recolectar los vasitos, cerrarlos con sus tapas naranjas y meterlos a la nevera. Unos años más tarde, mis padres me delegaron la tarea de hacer los yogures y yo, encantada, empecé a experimentar con los sabores. Un día los hacía con plátano, con mermelada y los favoritos: con leche condensada, mmm…. Pero un día dejó de funcionar la viejita yogurtera y me quedé sin el encanto.

Años más tarde, volví a ver yogurteras en el mercado, ¡pero a qué precios! Decidí que quería recuperar aquellos yogures, porque los comprados nunca me habían sabido igual, pero no quería gastar tanto en el aparato. Probé varios métodos que encontré por la red, algunos de ellos ecológicos porque no se gasta apenas energía en el proceso, os los contaré para que os animéis. Ahora ya no hay quién me pare. Las pasadas navidades mi madre, divertida viendo mis métodos, se le ocurrió regalarme una yogurtera nueva divina, tiene el panel de color morado como mi cocina y los vasitos están decorados… ¡hasta un libro de recetas, tiene! Me hizo una ilusión tremenda, pero os he de contar que el mago de los yogures ahora es Óscar, que le ha cogido afición y cada día los prepara más ricos. Hoy compartiré con vosotros la menualidad básica del yogur natural tal y como la preparamos en casa y, poco a poco, iremos trabajando nuevas recetas para que tengamos alternativas creativas y diferentes a los yogures industriales. ¿Me acompañáis?

(más…)

Caramelo líquido perfecto

Caramelo líquido perfecto.
Caramelo líquido perfecto.

¿No os ha pasado a muchos que, después de años pensando que una receta no te salía bien,  un buen día alguien te descubre que con un pequeño cambio la receta fluye y te sale de 10? Eso me ha pasado hoy, amigos. Estaba preparando una receta para el blog que lleva como ingrediente caramelo líquido. Me asaltó la duda y enseguida tenía a un diablillo sobre un hombro que me decía: – ¡No seas tonta, cómpralo hecho, nadie lo va a notar! Y Sobre el otro hombro, un angelito bueno diciendo –Inténtalo otra vez, quizás hoy no se te quede duro como una piedra… Y decidí seguir el camino bueno, el de esforzarme por aprender y de alcanzar retos por mí misma. Así consigo las menualidades que tanto nos gustan.

Investigué por la red, como de costumbre y me he encontrado con la receta de Javi Recetas, que es una joya, gracias Javi, eres un maestro. Descubrí que sólo me faltaba hacer las cosas al revés de cómo las hacía y he dado con el caramelo líquido comme il faut, el definitivo. Con esta receta el caramelo no se os quedará duro como una piedra nunca más, incluso lo he metido en la nevera, como el comprado sigue líquido. Me parece importante mencionar que, como todas las menualidades, el coste de hacer esta receta en casa es mínimo, apenas 30 cents € para 200 g de caramelo y un tiempo de elaboración de 10-15 minutos. ¿A que compensa? (más…)

Helado de yogur y calabaza

Helado de yogur y calabaza.
Helado de yogur y calabaza.

Trick or treat. Sí amigos, Halloween ya está aquí y lo ha invadido todo. Es genial cocinar pequeños caprichos dulces (porque eso significa literalmente treat) para los niños… Pero, ¿qué pasa con los que ya los que ya no somos tan niños? Hoy os traigo una propuesta ligera pensada para los mayores y que tampoco podrán rechazar los más pequeños. Esta es una fiesta para todos, y si no lo creéis, mirad a mi querida amiga Mónica que está afincada en Texas este año cómo se lo pasa tallando su Jack O’-Lantern. ¡Te echo mucho de menos amiga!

Mi amiga Mónica en Dallas.
Mi amiga Mónica en Dallas.

¿Queréis que os cuente la terrorífica historia de la linterna de calabaza? La leyenda proviene de un irlandés llamado Stingy Jack (Jack el tacaño). Hace muchos años, Jack, que era un borracho y estafador conocido en su pueblo, se encontró cara a cara con el mismísimo diablo en una taberna. Jack, que era muy tacaño, engañó al diablo ofreciéndole su alma a cambio de un último trago y de que pagara las bebidas. El diablo aceptó y se convirtió en una moneda para pagar al camarero, pero Jack se guardó la moneda en su bolsillo junto a una cruz de plata y así impedir que el diablo se liberara y que recobrase de nuevo su forma original hasta que prometiera no pedir su alma en diez años. El diablo no tuvo más remedio que aceptar.

Diez años más tarde, el diablo quiso saldar su deuda y se le apareció a Jack en el campo. El diablo estaba dispuesto a llevarse consigo su alma, pero Jack, astuto, le pidió que le concediera un último deseo… “¿Podrías bajarme aquella manzana de ese árbol?”. El diablo aceptó y se subió al árbol, pero antes de se diese cuenta, Jack marcó rápidamente una cruz en la corteza del árbol y el diablo no pudo bajar. Jack le obligó, una vez más, a prometer que jamás le pediría su alma nuevamente. El diablo no tuvo más remedio que claudicar de nuevo.

Jack murió unos años más tarde, pero no pudo entrar en el paraíso, pues durante su vida había sido un borracho y un estafador. El diablo fue fiel a su palabra y no reclamó su alma y lo condenó a vagar eternamente por la Tierra en la oscuridad de la noche. El diablo le lanzó a Jack un carbón encendido desde el mismísimo infierno, para que pudiera guiarse en la oscuridad, y Jack lo puso en un nabo que había vaciado para que no se apagara con el viento. Ahora Jack vaga sin rumbo con su linterna para toda la eternidad y pasó a ser conocido por Jack-of-the-lantern o Jack o’-Lantern.

(más…)

Paella de marisco

Paella de marisco.
Paella de marisco.

Las paellas son para los domingos ¿A que sí? Y mejores cuando se celebran cosas en la familia. Hoy hemos tenido celebración de la vida y el amor, que no es poco. Andrés―el marido de mi madre y como un padre para mí― ha salido bien de una pequeña operación. Ahora queda recuperarse y tener paciencia con la rehabilitación. Por nuestra parte, Óscar y yo celebramos nuestro aniversario, seis años ya y me parece que fue ayer. Supongo que eso es la felicidad. Además, hoy 20 de octubre, ha sido el día internacional del cocinero. ¿Qué más se puede celebrar?

Volviendo a la paella, os diré que esta es el resultado de muchos años de práctica y aprendizaje, porque, como algunos sabéis, la cocina española no la llevo de serie. Lo que sí me han quedado muy claros son algunos conceptos que son fundamentales:

  1. El fumet de pescado y marisco es básico para que la receta te salga bien y que, a pesar de que ya hay en el mercado algunos muy buenos, un buen caldo casero es incomparable. Os explicaré como lo hago yo en casa.
  2. También es importante disponer de una buena paella, de acero o esmaltada, sin anti-adherentes de teflón (porque te lo acabas comiendo), y del tamaño suficiente para que el grosor dela capa de arroz sea fina, yo procuro no sobrepasar los 2 cm. aproximadamente y que la superficie de evaporación del caldo sea la máxima posible.
  3. La materia prima, que ha de ser de calidad, no escatiméis en los ingredientes porque se nota mucho en el resultado. El arroz, tipo Bomba, Bahía o de Aragón. El marisco, siempre fresco. No resulta tan caro comprar el marisco fresco que precisa una paella, además, nos podemos buscar un poco la vida sustituyendo los crustáceos más caros como cigalas o gamba roja por alternativas más baratas e igualmente deliciosas. Los de tierra adentro, ¿Conocéis las galeras? Ah, y el azafrán, de verdad. Olvídate de los colorantes alimentarios.
  4. La proporción de caldo y arroz es del doble. Yo uso la medida de un vaso de agua en general, pero dependiendo de la calidad del agua, y otros factores como la altura es posible que necesitemos más.
  5. Hay opiniones encontradas respecto del uso de la cebolla en la paella. El único posible inconveniente con ella es que suelta agua durante la cocción y se nos podría pasar el arroz, pero eso se soluciona teniendo cuidado con el caldo, es mejor ir añadiendo lo que nos pueda faltar que pasarnos. Hay dos bandos, pero yo me quedo definitivamente con el de con cebolla.
  6. Esta última es la regla de oro: El arroz no se toca en ningún momento durante la cocción. La razón es para evitar que se rompa el grano y suelte el almidón, lo que haría que se apelmace la paella y desmerezca totalmente el resultado.

(más…)

Chips de berenjena con miel de caña

Chips de berenjena con miel de caña.
Chips de berenjena con miel de caña.

Granada —el sueño nazarí desde el que se contempla la Historia— es, para muchos, uno de los rincones más bellos del mundo.  Imaginad lo que tuvo que llorar el rey Boabdil desde la colina del Suspiro del Moro por tener que entregar su ciudad en 1492. Su alcázar, La Alhambra, es, sin duda, el monumento islámico más bello jamás construido. Tanto cautivó a la reina Isabel que la dispuso como última morada para esperar a su amado Fernando. Su nieto, el Emperador Carlos, la eligió también para celebrar su luna de miel con Isabel de Portugal. Fueron tan felices los recién casados en La Alhambra, cobijados por el rumor de sus fuentes y la sombra de los naranjos … ¡que tardaron cuatro meses en abandonarla!

Y es que Granada también sabe a miel. Una de las delicias de la cocina granadina que hunde su origen en la antigua tradición árabe es las berenjenas fritas con miel de caña. Me fascinaron  desde que las probé por primera vez y no he dejado de buscarlas en mis viajes a Andalucía y de cocinarlas en casa.  La que hoy os traigo es una versión fingerfood, algo diferente a la versión clásica con rodajas más gruesas.

Encontré la inspiración perfecta para escribir esta entrada hace pocos días, cuando me presentaron a Lidia, una granadina simpática y dulce como esta receta. Sé reconocer un tesoro cuando me lo encuentro en el camino y pienso que esta es una de esas ocasiones. Me alegro mucho de haberte conocido, Lidia. Estoy segura de que, en la vida, si nos lo proponemos, nunca nos faltarán risas y dulzura para compartir.

(más…)

Salteado de fusilli con Marmite

Salteado de fusilli con Marmite.
Salteado de fusilli con Marmite.

El otoño, una estación con maravillosos paisajes llenos de colores que nos regalan los árboles mientras caen sus hojas… Un momento, en otoño las hojas no es lo único que cae. ¡Mi cabello también se cae en esta estación de forma inmisericorde! Sí, ya sé que es normal, que es la edad, etc… pero me preocupa.

Hace unos días, mi amiga Eva me dijo que la levadura de cerveza tenía efectos beneficiosos para fortalecer el cabello por su alto contenido en el complejo vitamínico B. Leyendo aprendí que es considerado un alimento funcional porque favorece una buena salud y previene futuras enfermedades crónicas. También fortalece uñas y piel y ayuda a sintetizar varias hormonas necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Y hablando de levadura, os traigo otra exquisitez británica, Marmite, ¿Lo conocéis? Para los que no, os diré que es una pasta salada y untuosa elaborada a base de extracto de levadura muy famoso en el Reino Unido, de donde procede, así como en el resto de los países de la Commonwealth. En estos países, principalmente se utiliza untada en una tostada con mantequilla (y Cheddar fundido opcional) a la hora del desayuno y es una cuestión radical de amor u odio sin términos medios, vamos, como aquí el fútbol. Yo la compré esta verano pensando en la alimentación de mi hija vegetariana ya que es una verdadera bomba de proteínas y vitaminas y he descubierto que ahora me ayudará a mí también y que tiene muchos más usos culinarios, aquí os dejo uno muy original de la cuchara de Jamie Oliver.

Marmite.
Marmite y levadura seca de cerveza.

Hace días que he comprobado vuestro interés por la comida saludable, así que estoy segura de que espero que os guste esta propuesta inspirada en una receta de Nigella Lawson. Es además ideal para llevar en nuestro tupper a la oficina, o como plato único de toda la familia aprovechando lo que tengamos en la nevera… y ¡a ver si funciona con mi pelo! Yo me declaro fan de Marmite… ¿Y vosotros?  (más…)

Sticks de mozzarella con salsa Deluxe

Sticks de mozzarella con salsa Deluxe.
Sticks de mozzarella con salsa Deluxe.

Fast good. Sí, con g porque la comida rápida no tiene por qué carecer de calidad. Sobre todo si los consumidores son los pekes de nuestra casa. Llevaba días pensando en una receta especial para niños para mi estreno como habitante de Planetaconpekes, y quería estar segura de que la receta les guste a los niños y que a la vez resultara adecuada, nutricionalmente hablando. El plato que hoy os propongo tiene un aporte calórico elevado, lo que hace recomendable que lo preparemos de manera ocasional, o bien en un día de actividad física intensiva. Es una receta apta para diabéticos, celíacos e intolerantes a la lactosa, con la única salvedad de que sustituyáis aquellos ingredientes lácteos y el pan rallado por los que no contienen lactosa ni gluten.

En esta receta he combinado dos de las delicias que me gustan más de los restaurantes de comida rápida: Sticks de mozzarella que se funden en tu boca (parezco un anuncio J) típicos de los restaurantes tex-mex y la fabulosa salsa Deluxe de McDonalds. He añadido también un viejo conocido de nuestro recetario, el kétchup casero receta de Jamie Oliver. Además, dispondremos de una sesión de manos en la masa que tanto disfrutamos con ellos. ¿Os parece una apuesta ganadora para nuestros pekes?

(más…)

Pollo asado en Bundt con melocotón

Pollo asado en Bundt con melocotón
Pollo asado en Bundt con melocotón

Esta receta la vamos a catalogar como menualidad sólo porque no tenemos una categoría de I+C, o Imaginación y Cocina, jeje. Hace unos días os hablé de mi viaje a Andorra. Como casi todos los que vamos, nos dimos un baño de escaparates y compras. En una tienda de utensilios de cocina vi una bandeja de horno de hierro fundido con un pincho para asar pollos en vertical, como los pollos A’last de los hornos de cuando yo era pequeña pero en sentido vertical. Me encantó el cacharro en cuanto lo vi, pero me recordaba poderosamente a los moldes Bundt que tengo en casa, así que me propuse intentarlo con mi molde antes de comprar nada. Ya en casa, miré por internet y como en esto de la cocina ya está todo inventado, pues descubrí que no era la primera a quién se le ocurría esto, pero seguí pensando que es original darle un nuevo uso a tus cacharros de cocina. Hoy me he puesto manos a la obra y mirad qué resultado más bueno. Además es superfácil, simplemente se trata de colocar en el fondo del molde una cama de patatas y lo que queráis (yo puse cebolla, melocotón y vino blanco), ensartar el pollo limpio en el tubo central del molde Bundt, una horita de horno y ¡voilà, pollo asado perfecto!

Pollo asado con melocotón
Pollo asado con melocotón

(más…)

Tartiflette saboyarde au Reblochon

Tartiflette saboyarde au Reblochon.
Tartiflette saboyarde au Reblochon.

Para mí, lo más bello de viajar es poder evocar en el tiempo lo vivido. Es un patrimonio personal y único que reside para siempre en nuestro recuerdo. Aquello que aprendes en un viaje queda impreso de una manera especial en nuestra memoria. Es lo que me pasó hace pocos días en mi último viaje a Pas de la Casa, en Andorra.

Nos sentamos a comer en el Restaurant El Provençal (que os recomiendo si vais por allí), y en su carta rezaba: Tartiflette saboyarde au votre choix de fromage (Tartiflette de Saboya a su elección de queso). Para mí, que en mi otra vida debí ser roedor, la oportunidad de una comida con queso ya fue suficiente para disparar mi curiosidad y pregunté de qué se trataba. El camarero me miró sorprendido (¿Cómo es posible que esta mujer no sepa lo que es?) y con una mirada amable me explicó los detalles de la receta, además de recomendarme la de Reblochon. Me decidí a probarla y a investigar un poco más.

La Tartifflette es una receta de las regiones de Saboya y Alta Saboya, actualmente recuperada por el Sindicato Interprofesional del Reblochon (algo parecido a una denominación de origen) y que goza de una gran popularidad en Francia desde los años ochenta. Para acuñar un buen nombre, el Sindicato se inspiró en el arpitano, idioma franco-provenzal usado en Saboya. Se utilizó la palabra tartifla, que significa patata, y se recurrió a una receta tradicional, la péla, que significa sartén. ¡Cómo disfruto yo con estos juegos etimológicos, tanto como degustando las recetas, que hay que alimentar al cuerpo y al alma!

Del Reblochon os diré que también tiene un origen curioso. La palabra viene del término re-blocher, que significa ordeñar de nuevo. El origen del nombre se remonta a los tiempos medievales en los que las tierras de los señores feudales estaban ligadas a su ganado y los campesinos explotaban estos recursos a cambio del pago un tributo en especie: Los quesos elaborados. El  número de quesos se calculaba en base a la producción de leche en la explotación. Los ganaderos avispados, para evitar un impuesto muy alto, ingeniaron un fraude. Ordeñaban las vacas por la mañana, en presencia del propietario, pero sin vaciar las ubres del todo. Por la noche, ya sin controles, repetían el ordeño, que daba una leche mucho más rica en nata aunque más escasa Los quesos clandestinos elaborados con esta leche resultaron ser más ricos que los reglamentarios. Aquí os dejo una foto del Reblochon que utilizamos para que conozcáis su aspecto.

Reblochon
Reblochon

Digo utilizamos, porque os reservaba una sorpresa para el final. Para hacer esta receta, he contado con una colaboración muy especial: Mi amigo Lukasz. Es polaco, es mi maestro de fotografía (esta sesión de fotos lo pone de manifiesto), es certificador oficial de calidad de nuestras recetas, es precursor y promotor de este blog y… hasta el diseñador del logo de nuestra cabecera. Es todo eso y además un buen amigo, de los que están para lo bueno y lo malo, (su hombro es muy acogedor cuando hace falta llorar). ¡Gracias Luismi por poner este tesoro en mi vida!

Lukasz Skalski
Lukasz Skalski

¿Nos acompañáis en este viaje con los sentidos a Francia para dar la bienvenida al otoño? (más…)

A %d blogueros les gusta esto: