Etiqueta: Anís

Torta harinosa de Muel

Torta harinosa de Muel.
Torta harinosa de Muel.

Aquí va mi primera propuesta para el Recetario Mañoso de primavera del que tengo el placer de ser anfitriona. En nuestra casa somos muy de juntarnos a merendar, ya sea en familia, o con amigos y las tortas de pueblo nos encantan, pero casi nunca las habíamos caseras por todo el trabajo que llevan. Ahora, con esta propuesta más fácil, imposible, así que ya no hay excusa: haremos torta casera a menos que tengamos una de pueblo auténtica.

Recetario Mañoso, temporada de primavera.
Recetario Mañoso, temporada de primavera.

(más…)

Manzana asada rellena de arroz con leche asturiano.

Manzana asada rellena de arroz con leche asturiano.
Manzana asada rellena de arroz con leche asturiano.

Nos vamos a Asturias con todos los sentidos. ¿Te vienes? La cocina asturiana es una de mis favoritas de la gastronomía española. La base, unos ingredientes tradicionales de excelente calidad, se une a una elaboración cuidada y sin prisas que asegura un resultado en el que el sabor es el protagonista absoluto.

La receta que os traigo hoy es un dos por uno por partida doble. Este postre es la conjunción de dos de los postres más emblemáticos de la cocina asturiana, las manzanas asadas y el arroz con leche. Los ingredientes de esta receta son muy cotidianos, todos tenemos en casa manzanas, leche, arroz o canela. Vamos a agradar el paladar de los más sanos con una deliciosa manzana plena de propiedades nutricionales y a los más golosos con un cremoso arroz con leche. Un perfecto equilibrio de fibra, proteínas e hidratos de carbono. ¿Se puede pedir más?

Sí, se puede, porque también aprovecharemos el excedente de ingredientes para darle una segunda lectura a este postre. Así que hoy, tendremos dos entregas, como en las première de las series de televisión. (más…)

Culeca escaldada de La Almunia de Doña Godina

Culeca de La Almunia de Doña Godina.
Culeca de La Almunia de Doña Godina.

¡Cuando seas padre, comerás huevos! Esta es la frase que le repetían sin cesar a mi padre cuando era pequeño. El significado no era literal, por supuesto, a pesar de que fue un niño de la guerra y de la posguerra. Significaba que, como en todo proceso educativo, tendría que crecer más y ser más responsable para adquirir ciertos derechos y libertades que como niño no podía asumir.

El verdadero origen de la frase es muy antiguo y tiene que ver con la carestía de alimentos a lo largo de la historia. Las familias solían tener en casa alguna gallina que con suerte ponía un huevo al día, cuando el promedio normal puede ser tres huevos a la semana. La prioridad para consumir este alimento tan rico en nutrientes, se reservaba generalmente al padre, por las necesidades energéticas que requería su trabajo en el campo, los miembros enfermos y los ancianos. Imaginaos la expectativa que se creaba un niño pequeño, soñando toda su infancia con ser mayor para saber a lo que sabía un huevo.

Mi padre nació y se crió en La Almunia de Doña Godina, un pueblo de la provincia de Zaragoza y que es capital de la comarca de Valdejalón. La villa debe su nombre Doña Godo de Foces, dama medieval del siglo XII popularmente conocida como Doña Godina, que regaló una Almunia o huerta a la Orden de San Juan de Jerusalén. Hoy en día, sigue siendo una de las huertas más fructíferas de Aragón, famosa por sus variedades de manzana, pera y cereza, entre otras frutas.

En La Almunia, como en casi toda la comarca, las Culecas son un icono de la repostería de los días de ayuno de la Semana Santa. Aquí se hacen de dos clases, las escaldadas, que son las que haremos hoy y las normales que tienen una masa tipo brioche. Me ha costado cerca de un año de investigación dar con esta receta con tanta tradición y recuerdos para mi familia. Pensé que iba a ser muy complicado hacer esta torta, pero si os digo la verdad, es muy sencilla y divertida de hacer, sobretodo la parte de escaldar la harina, parece que cobra vida y todo la masa.

Sé que desde el cielo sabes que estas líneas están dedicadas a ti. Desde que no estás conmigo papá, han pasado muchas cosas en mi vida, que comparto contigo en confidencias desde el corazón, porque no he dejado de extrañarte ni un solo minuto de estos años. Nunca he vuelto a sentirme tan protegida como cuando tu mano estrechaba la mía y las Culecas, sin ti, tampoco saben igual. Te quiero.

(más…)

Fulful Bhar. Especias para pinchos morunos.

Fulful Bhar.  Especias para pinchos morunos.
Fulful Bhar. Especias para pinchos morunos.

Seguimos avanzando en nuestro proyecto de conseguir sostenibilidad en nuestra cocina. Por eso hoy toca otra menualidad. Estoy segura de que, como a mí, os pasa que a veces compramos una especia específica para hacer una receta determinada que ha llegado a nuestras manos y ahí la tenemos desde entonces, durmiendo el sueño de los justos. Y mientras tanto, seguimos comprando otras mezclas de especias o productos elaborados industrialmente con ellas (además de otros aditivos inciertos). Parece insensato, ¿no?

Hoy aprenderemos a hacer Fulful Bhar, que es la mezcla de especias de origen marroquí, con la que se aderezan los famosos pinchos morunos. Es del tipo Ras-El-Hanut, que significa cabecera de tienda. Esto quiere decir que cada tendero tiene su mezcla de la casa para fidelizar así a sus clientes. Estas especias pueden tener entre 4 y 30 ingredientes, así que, como dice el refrán, aquí cada maestrillo tiene su librillo. He investigado bastante por la red y después de un par de pruebas, me quedo con esta adaptación de la receta de De la vista al paladar, de Juan Ramón González, reputado profesor de la Escuela de Hostelería de Cádiz, que es la más aromática que he encontrado. Como no encuentro la alcaravea fácilmente, la he sustituido por menta seca que ya tenía en casa y que también se utiliza mucho en Marruecos y todo El Magreb.

Muchas veces digo lo mismo, pero si no lo habéis probado, no os podéis imaginar el aroma que desprenden las especias recién molidas, así que os invito a que si tenéis la canela en rama, la pimienta en grano o la nuez moscada entera, no os lo penséis dos veces y trituradlas en vuestra Thermomix, batidora o mortero.  Haced incluso vuestra propia mezcla y compartidla.  El aroma inundará vuestra cocina y os transportará de inmediato a un zoco de Casablanca y estaremos contribuyendo a heredar un mundo mejor para las futuras generaciones.
(más…)

A %d blogueros les gusta esto: