Etiqueta: Calabacín

Pastel de berenjena vegetariano

Pastel de berenjena.
Pastel de berenjena.

Un día tu hija de dieciséis años te dice: – Mamá quiero ser vegetariana. Uff, la cabeza te empieza a dar vueltas y se te llena de fantasmas. Después de volver en mí tras la noticia, conseguí convencerla de que esperara un tiempo más para terminar el desarrollo, no fuera a afectarle en el crecimiento. Otra condición que le puse fue que había que pasar por el médico para informarnos. La doctora me quitó el miedo y nos aconsejó que para volverse vegetariano era necesario pasar por un período de transición para adaptar al organismo en el que íbamos eliminando las carnes y pescados de su dieta poco a poco, en nuestro caso, durante algo más de un año. Llegó el día V y como madre tuve que reinventarme para alimentar a mi vegetariana de manera sana y creativa.

Ponchi
Ponchi

Según el propio criterio de mi hija, lo importante es no olvidarse de donde vienen los nutrientes. También hay que innovar en los alimentos a través de los que obtenemos las proteínas, ya que debemos sustituir las proteínas animales por proteínas de calidad del mundo vegetal. Alimentos como el queso, los huevos, los frutos secos, las legumbres y los cereales tienen que rellenar la pirámide nutricional debidamente. Es preciso acompañar las proteínas con hortalizas y verduras de calidad, como la que hoy es la protagonista de nuestra receta, la berenjena. Este pastel es el plato favorito de Laurita y es además el tema del mes en el Recetario Mañoso para el que colaboramos de nuevo hoy. (más…)

Salteado de fusilli con Marmite

Salteado de fusilli con Marmite.
Salteado de fusilli con Marmite.

El otoño, una estación con maravillosos paisajes llenos de colores que nos regalan los árboles mientras caen sus hojas… Un momento, en otoño las hojas no es lo único que cae. ¡Mi cabello también se cae en esta estación de forma inmisericorde! Sí, ya sé que es normal, que es la edad, etc… pero me preocupa.

Hace unos días, mi amiga Eva me dijo que la levadura de cerveza tenía efectos beneficiosos para fortalecer el cabello por su alto contenido en el complejo vitamínico B. Leyendo aprendí que es considerado un alimento funcional porque favorece una buena salud y previene futuras enfermedades crónicas. También fortalece uñas y piel y ayuda a sintetizar varias hormonas necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Y hablando de levadura, os traigo otra exquisitez británica, Marmite, ¿Lo conocéis? Para los que no, os diré que es una pasta salada y untuosa elaborada a base de extracto de levadura muy famoso en el Reino Unido, de donde procede, así como en el resto de los países de la Commonwealth. En estos países, principalmente se utiliza untada en una tostada con mantequilla (y Cheddar fundido opcional) a la hora del desayuno y es una cuestión radical de amor u odio sin términos medios, vamos, como aquí el fútbol. Yo la compré esta verano pensando en la alimentación de mi hija vegetariana ya que es una verdadera bomba de proteínas y vitaminas y he descubierto que ahora me ayudará a mí también y que tiene muchos más usos culinarios, aquí os dejo uno muy original de la cuchara de Jamie Oliver.

Marmite.
Marmite y levadura seca de cerveza.

Hace días que he comprobado vuestro interés por la comida saludable, así que estoy segura de que espero que os guste esta propuesta inspirada en una receta de Nigella Lawson. Es además ideal para llevar en nuestro tupper a la oficina, o como plato único de toda la familia aprovechando lo que tengamos en la nevera… y ¡a ver si funciona con mi pelo! Yo me declaro fan de Marmite… ¿Y vosotros?  (más…)

Carpaccio de calabacín con Roquefort y nueces

Carpaccio de calabacín con Roquefort y nueces
Carpaccio de calabacín con Roquefort y nueces

Hoy nos ponemos verdes y de manteles largos para darnos un buen homenaje vegetariano con este plato tan original.  A mí me parece muy divertida la idea de reinterpretar  recetas clásicas cambiando un ingrediente, un color o una textura totalmente distintos al original para sorprender y este carpaccio es un buen ejemplo de ello.

Desde el punto de vista nutricional, la adición de los frutos secos compensa el aporte proteico del plato, ya que estamos eliminando la proteína de la carne.  Las nueces aportan además un sabor intenso y combinan a la perfección con el queso roquefort.

Yo probé esta receta por primera vez hace muchos años en una taberna de tapas de Zaragoza muy curiosa, porque su especialidad era interpretar la gastronomía de los tiempos del Imperio Romano.  Creo que ahora ya no están, pero espero que algún día alguien vuelva a tener una iniciativa tan interesante como esta.

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: