Etiqueta: Canela

Rompope

Rompope.
Rompope.

Por el nombre, es posible que a muchos no os suene, pero os contaré la curiosa historia de este licor de huevo de origen mexicano, porque sé que os gustará.

Se cuenta que en la época de la Conquista, allá por 1524, desembarcó en México un reducido grupo de doce frailes franciscanos con el encargo del gobierno de los Reyes Católicos de evangelizar las nuevas tierras descubiertas. Les apodaban «los doce apóstoles».

Tras años de esforzado trabajo y devoción, igual que los misioneros actuales que merecen todo mi respeto, fueron fundando numerosos templos y conventos de frailes y monjas por todo México. Estos claustros se convirtieron en la semilla de la nueva cultura fruto del mestizaje entre el Viejo y el Nuevo Mundo.

Con el paso del tiempo, la gastronomía fue una de las conquistas más notables ganadas por los conventos del Virreinato. Al calor de los fogones de las monjas mestizas se reunía la más alta sociedad de México para negociar y cerrar acuerdos. Las monjas preparaban un licor con una fórmula a base de huevo con almendras, leche, azúcar, canela… y algún ingrediente secreto más que sólo conocía la monja cocinera. Con él regalaban a sus nobles visitantes, pero ninguna monja, ni siquiera la cocinera, lo probaba jamás. Así nació el Rompope.

Según la leyenda, fue una joven franciscana llamada Eduviges destinada en un convento de la ciudad de Puebla de los Ángeles, quién aprendió la receta y transgredió la norma de no probarlo, con el fin de donarle el mejor punto de sabor al licor. Evidentemente, la fórmula mejoró muchísimo y ella se encargó de que el resto de las monjas lo degustaran. Tuvo tal aceptación entre las hermanas, que decidieron fabricarlo en mayor escala y comercializarlo. Así el Rompope se hizo mexicano de verdad e incluso traspasó sus fronteras. Tanto es así que su origen se lo disputan varios países: Holanda con su Advocaat, Estados Unidos con su Egg nogColombia con su Sabajón, Venezuela con su Ponche Crema, o España con su Rompón. También hay variedad en los ingredientes En Nicaragua, por ejemplo, no lleva almendra y en Puerto Rico, la cambian por coco y le llaman Coquito.
¿Conoces alguno más? Cuéntanoslo. (más…)

Fulful Bhar. Especias para pinchos morunos.

Fulful Bhar.  Especias para pinchos morunos.
Fulful Bhar. Especias para pinchos morunos.

Seguimos avanzando en nuestro proyecto de conseguir sostenibilidad en nuestra cocina. Por eso hoy toca otra menualidad. Estoy segura de que, como a mí, os pasa que a veces compramos una especia específica para hacer una receta determinada que ha llegado a nuestras manos y ahí la tenemos desde entonces, durmiendo el sueño de los justos. Y mientras tanto, seguimos comprando otras mezclas de especias o productos elaborados industrialmente con ellas (además de otros aditivos inciertos). Parece insensato, ¿no?

Hoy aprenderemos a hacer Fulful Bhar, que es la mezcla de especias de origen marroquí, con la que se aderezan los famosos pinchos morunos. Es del tipo Ras-El-Hanut, que significa cabecera de tienda. Esto quiere decir que cada tendero tiene su mezcla de la casa para fidelizar así a sus clientes. Estas especias pueden tener entre 4 y 30 ingredientes, así que, como dice el refrán, aquí cada maestrillo tiene su librillo. He investigado bastante por la red y después de un par de pruebas, me quedo con esta adaptación de la receta de De la vista al paladar, de Juan Ramón González, reputado profesor de la Escuela de Hostelería de Cádiz, que es la más aromática que he encontrado. Como no encuentro la alcaravea fácilmente, la he sustituido por menta seca que ya tenía en casa y que también se utiliza mucho en Marruecos y todo El Magreb.

Muchas veces digo lo mismo, pero si no lo habéis probado, no os podéis imaginar el aroma que desprenden las especias recién molidas, así que os invito a que si tenéis la canela en rama, la pimienta en grano o la nuez moscada entera, no os lo penséis dos veces y trituradlas en vuestra Thermomix, batidora o mortero.  Haced incluso vuestra propia mezcla y compartidla.  El aroma inundará vuestra cocina y os transportará de inmediato a un zoco de Casablanca y estaremos contribuyendo a heredar un mundo mejor para las futuras generaciones.
(más…)

Roscón de Reyes by Iban Yarza

Roscón de Reyes
Roscón de Reyes

Un poco tarde la receta, lo sé, pero me vais a perdonar, soy principiante en esto de la panadería artesana. De todas maneras, si estáis en Zaragoza, debéis saber que el día de Reyes es solamente la apertura de la temporada rosconera. Aquí tenemos tres citas más con este pan dulce, la siguiente es el 29 de enero, día de San Valero, patrón de la ciudad, la siguiente es para San Blas, protector de los animales y las gargantas, el 3 de febrero. La última es el 5 de marzo, «La Cincomarzada», conmemorando la defensa de la ciudad por los zaragozanos en 1838, durante la primera guerra carlista. Así que tenemos faena para dos meses largos…

Hay miles de recetas de roscón de reyes por la red, pero me he decidido a intentar seguir los pasos de un maestro panadero, Iban Yarza, pero con unas pocas modificaciones, ya que quería introducir azúcar invertido para aportar esponjosidad y ¡Vaya si se nota!

Como muchos de nosotros somos aprendices de panadero, necesitamos practicar mucho la técnica del amasado , así que, por hoy,  nos olvidaremos de las maquinas.  Ya veréis cómo os gusta la experiencia y cómo es de relajante. Únicamente necesitamos dos cosas aparte de nuestras manos: Una rasqueta de panadero… y tiempo.

Ret4-IMG_0620 copySí, porque este roscón tiene dos ingredientes extra que no vienen en la lista:  mucho cariño y dedicación. En total necesitaremos unas seis horas de tiempo total para tener listo nuestro roscón, aunque no todo el tiempo va a ser dedicado a contemplar como leva nuestra masa, por supuesto. Podemos dejar un paso hecho, irnos de compras, volver, hacer otro, dejar la masa en reposo,  hacer la colada, volver a mirar… y así hasta el final. Os aseguro que merece la pena la espera. (más…)

Gingerbread house bundt cake

Gingerbread house bundt cake.
Gingerbread house bundt cake.

¡Feliz Navidad, amigos! Por fin llegó el día de Nochebuena. Imagino que hoy estaremos todos nosotros ocupados,  rasera en mano y enharinados hasta las cejas, pero no quería dejar pasar este día sin agradeceros de todo corazón la felicidad que me habéis regalado cada uno de vosotros entrando en esta cocina de principiante y compartiendo vuestras ideas y comentarios. Me alegro de compartir con vosotros esta Navidad y os deseo todo lo mejor para el próximo año.

¿Habéis visto qué preciosidad de bizcocho? Pues se hace con el molde Gingerbread House Nordic Ware. Desde hacía mucho tiempo que quería tenerlo, pero ya sabéis, esa lista de prioridades que va dejando los deseos en la última fila siempre… Pero este año ha sido diferente y he podido cumplir este sueño de tener mi casita de gingerbread…(me encanta seguir siendo una niña de espíritu).  Nuevamente, he contado con la valiosa ayuda de mis amigos de Lecuine que me lo han traído directito de USA en un santiamén, casi como si lo hubiera tirado Papá Noel por la chimenea, je je. No soy yo mucho de hacer publicidad, pero es que esta tienda me tiene encantada, os la recomiendo de corazón. Ah, shhh! Y si queréis conseguir un buen descuento, preguntadme cómo! 😉

Mi pequeña casita ha venido con su receta bajo el brazo y todo, así que esta vez lo he tenido fácil, únicamente ha sido necesario adaptar los pasos de preparación a Thermomix. Dado que es necesario que el bizcocho rellene todo el molde al subir en el horno para que nos salgan todos los detalles de la casita, será recomendable que pongamos mucho cuidado en observar al pie de la letra las cantidades de los ingredientes. Ah, también, será bueno que encamiséis muy bien el molde con nuestro desmoldante casero Strip Cake para asegurarnos de que la casita sale enterita del molde. El resultado será un tierno bizcocho que inundará vuestra casa de sabor a Navidad: canela, jengibre, clavo, vainilla… ¡Insuperable! (más…)

Puré de calabaza americano

Puré de calabaza americano.
Puré de calabaza americano.

Hoy amigos, nos trasladamos a Norteamérica para dar la bienvenida a su Holiday Season, que comienza con Halloween, pasando por el día de Acción de Gracias, la puerta de la Navidad. Si alguna vez habéis tenido la ocasión de vivir esta época del año allí sabréis degustar el recuerdo festivo que os quiero transmitir. Las calles empiezan a llenarse de luz y color, las familias se reúnen, los niños son los protagonistas… y nos invade el amor y la fraternidad por todos lados, ya se encargan de ello los medios y los comercios, je je, que no nos vamos a olvidar de este detalle. Más allá de lo comercial, a mí me gusta quedarme con la esencia de estas fiestas: honrar a los que perdimos, dar gracias por los que tenemos a nuestro lado y celebrar el comienzo de un nuevo ciclo en nuestras vidas. ¡Que empiece la fiesta!

En esta entrada aprenderemos a hacer una menualidad clásica de la cocina americana, el puré de calabaza. Es un ingrediente que sirve para infinidad de recetas, desde el famoso pumpkin pie hasta bizcochos y panes . Como postre con un poquito de nata montada y galletas no tiene precio. Consiste en calabaza asada y una mezcla de varias especias que se llama Pumpkin spice que nunca falta en la despensa de un american baker que se precie. Por eso haremos una buena cantidad de especias para poder ir trabajando estos días con muchas recetas. ¿Nos atrevemos con un Pumpkin Spice Latte al puro estilo Starbucks?

No sé si sabéis la importancia que ha tenido la calabaza en la historia de América. Según se cuenta, los nativos americanos ofrecían calabazas como regalo a los recién llegados colonos ingleses del Mayflower y ellos las despreciaban… Hasta que se dieron cuenta de lo valiosas que eran a la hora de combatir el escorbuto y otras enfermedades en el primer duro invierno americano en Massachusetts. La primavera siguiente, después de haber sido diezmados por las enfermedades, se dejaron ayudar por los indígenas a implantar nuevos cultivos, como el maíz y la calabaza, entre otros. Al llegar el tiempo de la cosecha, los colonos hicieron una fiesta para dar las gracias a los indígenas, sin cuya ayuda no podrían haber conseguido asentarse en aquellas tierras. Años más tarde, en 1863, tras la dura Guerra Civil , Abraham Lincoln oficializó el 26 de noviembre como Thanksgiving Day, un día para celebrar la reconciliación del pueblo americano.

(más…)

Tresca aragonesa de melocotón con manto de Garnaccio

Tresca aragonesa de melocotón con manto de Garnaccio.
Tresca aragonesa de melocotón con manto de Garnaccio.

Hace pocos días hemos celebrado en Aragón Día del Pilar. Este año quería hacer un homenaje a mi Pilarica y a mi tierra desde mi cocina. Ah, por cierto, no me he equivocado, es Tresca, no tarta, y os explicaré por qué.

Esta tarta es el fruto de un brainstorming de todos mis amigos. La idea se forjó aquí en la cocina junto a Virginia, que me trajo de regalo una botella de Garnaccio, que es un licor de destilación de vino de Garnacha que es la variedad más reconocida de la D.O. Cariñena. Si no lo habéis probado, os lo recomiendo, es espectacular. Cuando ya tenía la idea inicial, porque la técnica de esta tarta es una vieja conocida entre los usuarios de Thermomix, se me ocurrió que sería divertido transformar un postre archiconocido de Aragón, el melocotón con vino y que todos los ingredientes de la tresca fueran de Aragón. Así que como ya teníamos el licor de CAriñena, le pusimos en la base bizcochos de CAlatayud y los famosísimos melocotones de CAlanda y voilà… mi amigo Luismi, que es otro mago de los juegos de palabras, nos sorprendió con el nombre TresCA. Lo del manto, pues fue cosa mía, que me quiero acordar de la Virgen del Pilar y dedicarle mi primera receta como autora. Para la sesión de fotos, como es ya habitual, tuve la colaboración de Eva y para la cata al resto que, antes de volverse a sus casas a descansar de las fiestas se fueron pasando el mensaje por Whatsup y volvimos a tener la encanto de reunir a toda mi gran familia entorno a un pastel casero. Esto no tiene precio, os lo aseguro.

Tresca de Aragón.
Tresca de Aragón.

(más…)

Orange Carrot Cake

Orange Carrot Cake
Orange Carrot Cake

¿A que parecen de verdad las zanahorias?  ¡Pues no, que son de fondant! Estamos de estreno, porque es mi primer layer cake, y aunque la técnica todavía es mejorable ¡a mí me parece precioso! Este pastel tiene una larga historia.  Soy fan absoluta del Carrot Cake desde hace 28 años por lo menos, desde que fui a estudiar a Inglaterra y me enamoré de este pastel de origen americano.  Desde entonces siempre he ido buscado la receta perfecta y he buceado por los recetarios norteamericanos probando varias recetas que iré compartiendo poco a poco en este blog.

Hace unos meses, en un viaje de trabajo por Orense, estuve hospedada en el hotel Carris Cardenal Quevedo y ¡Sorpresa! había Carrot Cake en su carta de postres.  ¡Y vaya tarta!, el sabor era sublime.  Pregunté a la camarera y me habló muy bien de la chef repostera del hotel y me dijo que la receta era suya personal y que llevaba zumo naranja en los ingredientes.  Se me encendió a mí la bombilla y me puse a investigar de en esta variante y parece que es una nueva moda.  Encontré esta receta en My recipes.com y la he adaptado un poco a mi manera.  Además estoy de enhorabuena porque por fin he encontrado en Zaragoza nueces pecanas que es el ingrediente original del pastel.

Pero la historia no se acaba aquí, porque esto fue hace unos meses.  A finales del mes pasado, mi amiga Marian Platero que es artesana me sorprendió con una preciosa Fofucha de Mermelaura que va vestida de color naranja y con su libro de recetas incluido.  Me hizo mucha ilusión porque es igualita a mí y porque ha sido el primer regalo que recibo para el blog.  Está claro que merece tener su lugar de honor en nuestro espacio.

Pensando en cómo presentarosla, me concentré en el color del vestido.  A mí, el naranja me lleva irremediablemente a una asociación pavloviana de ideas con mi amado Carrot Cake y empecé a pensar en serio en este proyecto.  Mirad el resultado: ¡qué bonita está al lado de su tarta favorita!

Fofucha Mermelaura y Orange Carrot Cake
Fofucha Mermelaura y Orange Carrot Cake

Por último, comentaros que esta es una receta para una tarta de grandes dimensiones, o de dos pequeñas como hice yo.  Esto es porque la tarta principal estaba destinada a un regalo para Carlos y Elena que nos han proporcionado unas maravillosas verduras ecológicas este verano y no quedaba bien cortarla para presentaros el interior.  Por el tamaño, es perfecta para una celebración familiar y habrá suficiente tarta como para 24 personas.  Si queréis una tarta para pocas personas podéis dividir los ingredientes a la mitad.  Os dejo también un enlace al tutorial de El Rincón de Bea sobre montaje de layer cakes que ha sido fundamental en esta primera experiencia.

Orange Carrot Layer Cake
Orange Carrot Layer Cake

(más…)

Curry de pollo con tomate y arroz Pilaf de Carmen

Curry de pollo con tomate y arroz Pilaf de Carmen
Curry de pollo con tomate y arroz Pilaf de Carmen

Mi mejor recuerdo de Carmen es su sonrisa. Me transmitía esa tranquilidad que sólo las madres saben transmitir cuando en la vida el suelo no parece firme bajo nuestros pies.  Es la madre de mi cuñada Nuria y todos le teníamos un cariño muy especial. Para mi boda hizo unos alfileres preciosos con una flor bordada en la cabeza que son costumbre en Andalucía. Me explicó: “A las casadas, se les coloca cabeza arriba y a las solteras, cabeza abajo, porque así,  si se cae el alfiler durante el baile, la chica se casará pronto”. Al final Carmen no pudo venir,  a pesar de que sé que ganas no le faltaban, pero estuvo muy presente en mi día especial y muy vivo hoy su recuerdo.

Esta receta es una de esas que son un pequeño tesoro. Es una de esas sencillas recetas caseras magistrales transmitidas de madre a hija en un pequeño cuaderno recetario ¿A que vosotros también tenéis uno? Carmen la aprendió de un amigo hindú cuando vivía en Londres y a mí me la dio Nuria, que la prepara siempre que vamos a verlos porque sabe que me encanta.  Ahora la comparto con todos vosotros para que la tradición no se pierda.

Agradecimientos a mi amiga Eva Marimón, a Lauri y a Óscar por la sesión fotográfica.

(más…)

Pastel Tres leches

Pastel Tres Leches
Pastel Tres Leches

Este postre con nombre tan singular, es el pastel de cumpleaños preferido de mi hija Lauri.  Es tan dulce y tierno como mi niña.  Es un postre tradicional en muchos países de Latinoamérica, como Costa Rica, Nicaragua, México, Venezuela, Colombia,  Perú, Ecuador, Puerto Rico y Chile.  Se trata de un bizcocho húmedo, empapado de un almíbar de tres tipos de leche, condensada, evaporada y nata, aunque yo, esta vez lo he aligerado y he usado leche semidesnatada en su lugar. Se decora con todo tipo de frutos rojos (fresas, guindas, granada, etc…) bajo una capa de nata montada o merengue, al gusto. El proceso es algo laborioso, pero en esta ocasión he tenido a mi ayudante de lujo y lo hemos pasado genial fotografiando paso a paso la preparación de la tarta. Espero que os guste tanto como a nosotras. ¡Te quiero Lauri! (más…)

Falso de jarabe de arce

Falso jarabe de arce.
Falso jarabe de arce.

Encontré esta receta en el blog australiano Chook woman y quería probarla porque revive buenos recuerdos de mi infancia, llenos de pancakes bañados de mantequilla y dulce jarabe de arce.  La ventaja de este es que es mucho más económico y realmente se parece al auténtico.  Cuanto mejor sea la calidad de la miel, mejor será el resultado final.  Yo usé miel artesana que me regaló mi cuñada Nuria, que vive en Málaga, donde hay una excelente producción mielífera. (más…)

A %d blogueros les gusta esto: