Bundt cake de pale ale y piña caramelizada.
Bundt cake de pale ale y piña caramelizada.

Hay que ver qué rápido pasa el tiempo, ha pasado ya un año volando y ya llegamos otra vez al National Bundt Cake Day, un día muy dulce para celebrar, lo mismo que un “no-cumpleaños” al más puro estilo de Lewis Carroll en Alicia en el país de las maravillas.

Este año puedo celebrar además que he aprendido alguna cosa de un mundo que para mí es desconocido hasta ahora: La cerveza. Confieso que no me gusta demasiado, pero quizás sea debido a mi propia ignorancia, porque que la cerveza es todo un mundo del que sólo conozco una pequeña parte.Hace un tiempo descubrí que la cerveza se usa en repostería y que aporta matices de sabor muy interesantes a las masas horneadas. En concreto, para la receta que compartimos hoy he utilizado cerveza tipo Pale Ale.

Busqué consejo a varios expertos sobre qué marca elegir, entre ellos, Jaime de la Cervecería Alt Berlín y David de Cervezorium, quién me explicó que esta variedad de cerveza surgió de la necesidad de enviar cerveza en barco a los militares británicos afincados en las Colonias indias a finales del siglo XVIII y XIX. Con el fin de que la cerveza pudiese aguantar un trayecto tan largo, se le añadía lúpulo, una planta con un efecto antibiótico como agente estabilizador. Con el tiempo, los maestros cerveceros descubrieron que durante el viaje en barco se producía un proceso de envejecimiento y el lúpulo, con sabor amargo, confería a la cerveza un contrapunto al dulzor de la malta. Finalmente, siguiendo su consejo me decanté por una variedad artesana escocesa, la Dead Pony Club de BrewDog, que está inspirada en la Pale Ale americana de la costa del Pacífico, con intensos toques de aroma cítricos, florales y de frutas tropicales. Perfecto para combinar con este bundt cake de piña caramelizada. (más…)