Galletas para perros
Galletas para perros

No hay otro post que me haya llegado al corazón como este. Llevaba meses ilusionada con este proyecto en la cabeza hasta que se lo comenté a mi amiga Isa, que es voluntaria de Zarpa, la protectora de animales de la que os hablaré hoy. Ella que tiene un terremoto en los pies, se puso enseguida en contacto con los responsables de Zarpa y aceptaron encantados nuestro reto de visitarlos con unas galletas caseras para los perros. Otra de mis amigas, Rosa Ardá de Velocidad Cuchara, aportó su granito de arena al proyecto cediéndonos una de sus recetas de galletas para perro que nos ha servido de inspiración para todas las recetas galletas que hemos preparado. Nos pusimos manos a la obra y así empezamos.

Cadena humana de fabricación de galletas para perros
Cadena humana de fabricación de galletas para perros

Zarpa está en Zaragoza y es una asociación sin ánimo de lucro que defiende valores como la responsabilidad con los animales, el rechazo absoluto a los malos tratos y oposición frontal al sacrificio animal.  Toda una declaración de principios que ponen en práctica en el refugio donde acogen a animales sin dueño, y sólo hay que ver a los perros, para darse cuenta de que estos perros gozan de calor humano y cuidados entre tanto son adoptados por dueños solidarios.  Esta asociación, sobretodo busca fomentar adopciones, pero tambien hay otras maneras de colaborar con ellos, como haciendo donaciones, desde utensilios que ya no necesitéis de vuestro perro, hasta alimentación para peludos y voluntariado.  Pero lo que más necesitan son adopciones. Hasta allí nos fuimos con todo este montón de galletas para darlos a conocer un poquito más a todos los amantes de los perros.

Como niños con la nariz pegada al escaparate de la pastelería. ¿A que sí?
Como niños con la nariz pegada al escaparate de la pastelería. ¿A que sí?

El voluntariado que llevamos a cabo este domingo consistió en jugar y sacar de paseo a un grupo de perros que viven en el refugio y regalarles además un cachito de nuestro cariño en cada galleta. Esto puede sonar a tópico, pero os diré que la recompensa nos la llevamos nosotros en cada  salto de alegría que dieron los perros y cada lametazo que recibimos.  Una de las cosas que más me llamó la atención del paseo fue la conexión que tenían los niños con los perros. Fue pura magia.  Me acordé muchas veces de cuando me comentan algunos amigos con hijos que no saben qué hacer un fin de semana con los niños más allá de pasear por un centro comercial.  Señores, aquí tienen una soberbia alternativa de ocio solidario que genera grandes dosis de generosidad, valores y diversión, mucha diversión.

Fue un día de pleno de emociones, sin duda, porque pudimos incluso ver a  José, responsable del refugio de Zarpa, en acción rescatando un perro perdido por la zona, al que, con nuestras galletas y mucha maestría, logró convencer para ponerle un collar y llevarlo al refugio  para lograr identificar al dueño del perro mediante su chip.  Si el dueño no se hiciera cargo del perro, Zarpa lo acogería.  Os dejo con las imagenes que no tienen precio.

José-y-rescate

 

Pero también os dejaré imagenes de los verdaderos protagonistas del día, los peludos que paseamos. No me digáis que no son preciosos.  Si alguno de vosotros está pensando en tener perro o conoce a alguien que quiera, por favor, no dudéis en contactar con Zarpa o cualquier protectora que tengáis en vuestra ciudad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y ahora sí, vamos con la elaboración de las galletas.  ¡Ponéos el delantal y a la cocina! (más…)