Etiqueta: Huevo

Tiramisù

Tiramisù
Tiramisù

Para mí, hay pocos postres caseros que transmitan tanto el amor de una madre como un Tiramisù. ¿Estáis de acuerdo? Además es una receta bien fácil que no necesita ni siquiera cocción, sólo una buena máquina de amasar. Pues bien, mañana es el día de la Madre, yo, ahí lo dejo… Con postre, o sin él, no dejéis de celebrarlo, que una madre es el mejor tesoro que nos regala la vida. (más…)

Tarta de peras con jengibre

Tarta de peras y jengibre
Tarta de peras y jengibre

Hoy ha sido un día muy enriquecedor. La verdad es que, desde hace unas semanas, no tengo más que motivos para dar gracias por todo lo bueno que me está pasando tras una temporada un poco difícil que nos ha tocado vivir. Y, además, ha llegado el momento de compartir la alegría con mis amigos más queridos. En esta ocasión ha venido a mi cocina Pili Monzón, una vieja amiga muy querida con la que hemos hecho un CaFé. Sí, sí, has leído bien, no se me ha ido el dedo. Pili ha venido a compartir conmigo uncafé, un trocito de tarta y nuestra vida espiritual, que buena falta me hacía ya. (más…)

Pad Thai

Pad Thai
Pad Thai

Vuelvo a publicar esta receta con un estreno en Mermelaura.  Nos estrenamos en el blog con la edición en vídeos y nuestro recién nacido canal de YouTube. Estoy muy contenta de haberme atrevido con este paso porque me permitirá que me conozcáis mucho más de lo que nos conocemos hasta ahora. Espero que disfrutéis del vídeo y de la receta (más…)

Tarta de manzana Weight Watchers

Tarta de manzana Weight Watchers
Tarta de manzana Weight Watchers

¿Comer tarta de manzana estando a dieta? ¡Anatema! ¿Estamos locos o qué? Esto es lo que me dirían, o lo que yo misma me decía antes de empezar mi dieta saludable. Pero tengo una buena noticia para todos los que os estáis cuidando o estéis pensando en empezar a hacerlo. ¡Sí que se puede! Esta tarta es un clásico de la archi-reconocida dieta Weight Watchers, que en España se comercializa como Entulínea. A mí, esta dieta me la habían recomendado muchas personas, la primera, mi amiga Jacq de Glasgow hace como 10 años, pero yo no estaba por la labor. Después, empecé a puntuar las recetas en el blog, aunque sólo con el ánimo de facilitar el camino a los lectores que siguierais la dieta, a petición de una de las lectoras más entrañables, Nuria. Ahora que estoy experimentando una reconciliación con la alimentación y he perdido mis primeros 10 kilos, os puedo decir que no sé cómo no me puse a informarme antes sobre una alimentación sana, sin restricciones, ni productos “milagrosos“. Porque se puede, no, mejor, se debe comer de todo, incluso cuando estás intentando reducir tu peso, sólo que de una forma controlada y equilibrada, para quererse en cada momento del día.

¿Cómo puede tener una tarta de manzana ser light o tener 0 propoints en Weight Watchers? Bueno, la respuesta es fácil: Si dividimos la tarta en 10 partes, una porción tiene algo menos de 40 calorías en una ración moderada, y eso, en el cómputo de puntos de la dieta, no llega ni a un punto. Eso sí, añadir tarta extra supone un precio de un punto de la dieta, que tiene un estándar de 26 puntos diarios. ¿Nos lo podemos permitir, verdad?

Aprovecho la ocasión para agradecer una vez más a mi amiga Virginia el haberme regalado esta receta y para presentaros a Dolce, nuestra pequeña bichón maltés. ¡Mirad con qué carita mira la tarta! Me recuerda a esos niños con la nariz pegada al escaparate de la pastelería…IMG_3541

(más…)

Gofres salados

Gofres salados

Aprovechando una súper-oferta en la página web de Lekué hace unos días, me compré unos moldes para hacer gofres que llevaba tiempo deseando. Yo no soy muy amiga de los dulces, ni el chocolate, bien lo sabéis los que me conocéis, pero en mi casa sí gustan, así que me decidí a comprarlos. ¡Cuál fue mi sorpresa cuando leí las instrucciones del molde y vi que había una receta para gofres salados, y con queso! A partir de ahora, estos gofres van a formar parte de mi dieta ocasional, porque, entre otras razones, me parece una idea muy práctica para llevar en el tupper a la oficina, por ejemplo. (más…)

Taller infantil de galletas de Pascua

Galletajdecorada de Pascua
Galleta decorada de Pascua

Hoy lo hemos pasado realmente pipa y quiero compartir el momento con vosotros. Estamos de vacaciones en casa de mis cuñados en Marbella y se nos ha ocurrido la idea de montar un taller para entretener a los niños del vecindario con algo creativo durante sus vacaciones. Nuria, mi cuñada y yo, hemos reunido a tres niñas, mi sobrina Alba, Emma y Bea, que han venido dispuestas a ponerse el delantal y meter las manos en la masa.

Os dejo unas imágenes para que veáis lo bien que nos lo hemos pasado y todas las galletas que hemos elaborado juntas.

Taller de galletas de Pascua.
Taller de galletas de Pascua.

Ingredientes:

  • 200 g de mantequilla a punto de pomada.
  • 125 g de azúcar glas.
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla.
  • 1 huevo tamaño L.
  • 400 g de harina de repostería.
  • Glasa, chocolate y perlitas de azúcar para decorar.

Preparación:

  1. Ponemos en un bol la mantequilla y el azúcar glas y lo batimos con una batidora de varillas hasta que se forme una pasta.
  2. Sin dejar de batir, añadimos la esencia de vainilla y a continuación el huevo. Continuamos batiendo hasta que se integren bien.
  3. Por último, incorporamos a la masa la harina poco a poco sin dejar de batir. Al terminar, formamos una bola, la envolvemos en papel film y la guardamos al menos 3 horas en la nevera.
  4. Extendemos la masa con un rodillo y cortamos las galletas con ayuda de un cortador.
  5. Precalentamos el horno a 180º C y las horneamos durante 14 minutos. Dejamos enfriar las galletas 10 minutos sobre una rejilla.
  6. Finalmente, pintamos con glasa la superficie de la galleta y decoramos a nuestro gusto con el chocolate y las perlitas de azúcar.

Consejos:

  • Una galleta de pascua de 25 g tiene un valor de 2 puntos para tu dieta Weight Watchers.

Torta harinosa de Muel

Torta harinosa de Muel.
Torta harinosa de Muel.

Aquí va mi primera propuesta para el Recetario Mañoso de primavera del que tengo el placer de ser anfitriona. En nuestra casa somos muy de juntarnos a merendar, ya sea en familia, o con amigos y las tortas de pueblo nos encantan, pero casi nunca las habíamos caseras por todo el trabajo que llevan. Ahora, con esta propuesta más fácil, imposible, así que ya no hay excusa: haremos torta casera a menos que tengamos una de pueblo auténtica.

Recetario Mañoso, temporada de primavera.
Recetario Mañoso, temporada de primavera.

(más…)

Wok de pollo y gambas

Wok de pollo y gambas.
Wok de pollo y gambas.

Sin tonterías, ni ingredientes raros o difíciles de conseguir.  Así es como cocinaremos nuestro plato de hoy.  Quiero redimirme porque muchos de vosotros me comentáis que no encontráis algunos ingredientes que uso en mis recetas. Realmente suelo comprar todo en un hipermercado muy conocido, a lo sumo, en alguna tienda de productos asiáticos o latinos, pero entiendo que no todos las tenemos a mano y es esencial para una cocina sostenible utilizar tanto productos del mercado de nuestro entorno, como utilizar al máximo lo que tenemos en nuestra despensa.

Este es el espíritu de un wok casero.  La receta de este plato será siempre una aproximación, es decir, que lo fundamental es que utilicemos los productos frescos que tengamos en la nevera. Es un plato que se cocina muy rápido, en tan apenas 8-10 minutos.  Lo verdaderamente fundamental a la hora de hacer un wok es la organización.  Debes tener todos los ingredientes cortados y listos para añadir al wok caliente.

Además, vais a ver cómo hacemos cierto el milagro de Jesús de multiplicar los panes y los peces.  Con esta receta, que no lleva más allá de 600 g de verduras y 450 g de carne podemos servir abundantemente ¡nada menos que a seis comensales! Os dibujo una situación típica: vienen amigos a tomar un café que se va alargando y ves que se hace la hora de cenar.  En vez de recurrir al típico embutido y laterío, vamos a sorprender a nuestros amigos con una cena sorprendente. ¿Y si les invitamos a pasar a la cocina y cocinarse sus propios noodles? (más…)

Bundt Cake de Pale Ale y piña caramelizada

Bundt cake de pale ale y piña caramelizada.
Bundt cake de pale ale y piña caramelizada.

Hay que ver qué rápido pasa el tiempo, ha pasado ya un año volando y ya llegamos otra vez al National Bundt Cake Day, un día muy dulce para celebrar, lo mismo que un “no-cumpleaños” al más puro estilo de Lewis Carroll en Alicia en el país de las maravillas.

Este año puedo celebrar además que he aprendido alguna cosa de un mundo que para mí es desconocido hasta ahora: La cerveza. Confieso que no me gusta demasiado, pero quizás sea debido a mi propia ignorancia, porque que la cerveza es todo un mundo del que sólo conozco una pequeña parte.Hace un tiempo descubrí que la cerveza se usa en repostería y que aporta matices de sabor muy interesantes a las masas horneadas. En concreto, para la receta que compartimos hoy he utilizado cerveza tipo Pale Ale.

Busqué consejo a varios expertos sobre qué marca elegir, entre ellos, Jaime de la Cervecería Alt Berlín y David de Cervezorium, quién me explicó que esta variedad de cerveza surgió de la necesidad de enviar cerveza en barco a los militares británicos afincados en las Colonias indias a finales del siglo XVIII y XIX. Con el fin de que la cerveza pudiese aguantar un trayecto tan largo, se le añadía lúpulo, una planta con un efecto antibiótico como agente estabilizador. Con el tiempo, los maestros cerveceros descubrieron que durante el viaje en barco se producía un proceso de envejecimiento y el lúpulo, con sabor amargo, confería a la cerveza un contrapunto al dulzor de la malta. Finalmente, siguiendo su consejo me decanté por una variedad artesana escocesa, la Dead Pony Club de BrewDog, que está inspirada en la Pale Ale americana de la costa del Pacífico, con intensos toques de aroma cítricos, florales y de frutas tropicales. Perfecto para combinar con este bundt cake de piña caramelizada. (más…)

Mayonesa a la trufa

Mayonesa a la trufa.
Mayonesa a la trufa.

La mayonesa es una menualidad básica, de las primeras que aprendí. Tendría 13 o 14 años y me maravillaba viendo cómo mi madre convertía un huevo y poco más en una salsa riquísima. El proceso culinario para este tipo de salsas se llama emulsión y su origen está documentado en la Historia. Su precursora, la ayada, se encuentra descrita en el Llibre de Sent Soví, manual de cocina catalana escrito en valenciano en el siglo XIV. Se preparaba con ajo, caldo y miga de pan como espesante. Se considera que el origen de la salsa es balear y su uso extendido por toda la Corona de Aragón. No obstante, era desconocida más allá de nuestras fronteras hasta que el duque de Richelieu (sobrino nieto del famoso cardenal) invadió Menorca en 1756. Como parte del botín, el duque se llevó la receta a Francia, donde, se eliminó el ajo de la receta para adaptarla su paladar y fue bautizada como Mahonnaise.

Ahora que ya ha pasado el calor del verano y hay menor riesgo de contaminaciones por salmonella, vamos a hacer una versión de esta salsa con trufa. De todos es sabido que el huevo y la trufa hacen un buen equipo. Y no va a ser menos con esta salsa. Para que el sabor de la trufa en la salsa tenga un papel protagonista en esta salsa, he sustituido el aceite de oliva por uno de sabor más neutro y que, como os he mencionado muchas veces, es una joya nutricional, el aceite de pepitas de uva. (más…)

A %d blogueros les gusta esto: