Etiqueta: Ron

Rompope

Rompope.
Rompope.

Por el nombre, es posible que a muchos no os suene, pero os contaré la curiosa historia de este licor de huevo de origen mexicano, porque sé que os gustará.

Se cuenta que en la época de la Conquista, allá por 1524, desembarcó en México un reducido grupo de doce frailes franciscanos con el encargo del gobierno de los Reyes Católicos de evangelizar las nuevas tierras descubiertas. Les apodaban “los doce apóstoles”.

Tras años de esforzado trabajo y devoción, igual que los misioneros actuales que merecen todo mi respeto, fueron fundando numerosos templos y conventos de frailes y monjas por todo México. Estos claustros se convirtieron en la semilla de la nueva cultura fruto del mestizaje entre el Viejo y el Nuevo Mundo.

Con el paso del tiempo, la gastronomía fue una de las conquistas más notables ganadas por los conventos del Virreinato. Al calor de los fogones de las monjas mestizas se reunía la más alta sociedad de México para negociar y cerrar acuerdos. Las monjas preparaban un licor con una fórmula a base de huevo con almendras, leche, azúcar, canela… y algún ingrediente secreto más que sólo conocía la monja cocinera. Con él regalaban a sus nobles visitantes, pero ninguna monja, ni siquiera la cocinera, lo probaba jamás. Así nació el Rompope.

Según la leyenda, fue una joven franciscana llamada Eduviges destinada en un convento de la ciudad de Puebla de los Ángeles, quién aprendió la receta y transgredió la norma de no probarlo, con el fin de donarle el mejor punto de sabor al licor. Evidentemente, la fórmula mejoró muchísimo y ella se encargó de que el resto de las monjas lo degustaran. Tuvo tal aceptación entre las hermanas, que decidieron fabricarlo en mayor escala y comercializarlo. Así el Rompope se hizo mexicano de verdad e incluso traspasó sus fronteras. Tanto es así que su origen se lo disputan varios países: Holanda con su Advocaat, Estados Unidos con su Egg nogColombia con su Sabajón, Venezuela con su Ponche Crema, o España con su Rompón. También hay variedad en los ingredientes En Nicaragua, por ejemplo, no lleva almendra y en Puerto Rico, la cambian por coco y le llaman Coquito.
¿Conoces alguno más? Cuéntanoslo. (más…)

Coconut tea bundt cake

Coconut tea cake.
Coconut tea cake.

La primera vez que hice este bundt cake fue un verdadero éxito… y ¡también el milagro de los panes y los peces! Nos invitaron el pasado diciembre a la III Garbanzada Popular que se celebra cada año en Balconchán, un pequeño pueblecito en la comarca de Daroca que apenas tiene 15 habitantes con el calor de una gran familia más que una simple vecindad. Yo quería llevar un detalle a la comida y se me ocurrió hacer este bizcocho con sabor a Caribe, para sorprender con algo totalmente diferente y porque además era una de las recetas con más raciones que encontré, ya que se esperaba que nos reuniéramos algo más de 30 personas. Les encantó, os lo aseguro. Lo repartimos entre todos, conseguí que todo el mundo tuviera su trocito de cake y les gustó mucho. ¡Fue un día fantástico! El aroma que desprende este bundt cake de vainilla, coco y ron son insuperables. Es un cake perfecto para degustar con una buena taza de té calentito.

Coco, vainilla y ron. Caribe.
Coco, vainilla y ron. Caribe.

(más…)

Roscón de Reyes by Iban Yarza

Roscón de Reyes
Roscón de Reyes

Un poco tarde la receta, lo sé, pero me vais a perdonar, soy principiante en esto de la panadería artesana. De todas maneras, si estáis en Zaragoza, debéis saber que el día de Reyes es solamente la apertura de la temporada rosconera. Aquí tenemos tres citas más con este pan dulce, la siguiente es el 29 de enero, día de San Valero, patrón de la ciudad, la siguiente es para San Blas, protector de los animales y las gargantas, el 3 de febrero. La última es el 5 de marzo, “La Cincomarzada”, conmemorando la defensa de la ciudad por los zaragozanos en 1838, durante la primera guerra carlista. Así que tenemos faena para dos meses largos…

Hay miles de recetas de roscón de reyes por la red, pero me he decidido a intentar seguir los pasos de un maestro panadero, Iban Yarza, pero con unas pocas modificaciones, ya que quería introducir azúcar invertido para aportar esponjosidad y ¡Vaya si se nota!

Como muchos de nosotros somos aprendices de panadero, necesitamos practicar mucho la técnica del amasado , así que, por hoy,  nos olvidaremos de las maquinas.  Ya veréis cómo os gusta la experiencia y cómo es de relajante. Únicamente necesitamos dos cosas aparte de nuestras manos: Una rasqueta de panadero… y tiempo.

Ret4-IMG_0620 copySí, porque este roscón tiene dos ingredientes extra que no vienen en la lista:  mucho cariño y dedicación. En total necesitaremos unas seis horas de tiempo total para tener listo nuestro roscón, aunque no todo el tiempo va a ser dedicado a contemplar como leva nuestra masa, por supuesto. Podemos dejar un paso hecho, irnos de compras, volver, hacer otro, dejar la masa en reposo,  hacer la colada, volver a mirar… y así hasta el final. Os aseguro que merece la pena la espera. (más…)

Yogur de piña colada

Yogur de piña colada.
Yogur de piña colada.

Hace unos días hice yogur de coco casero, como ya os conté. Esos días tenía una cena familiar y quería aprovecharlos para que mis invitados pudiesen probarlos en un formato diferente que el formato de vasito de yogur. No hizo falta darle muchas vueltas a la cabeza porque para mí, el coco está casado con la piña y forman una familia ejemplar con la guinda confitada. Estamos hablando de la mítica piña colada que me trae tantos recuerdos de Puerto Rico y mi viaje de novios caribeño. Ya me contaréis si os gusta la idea. (más…)

A %d blogueros les gusta esto: