Milkshake de fresas al horno y bizcocho esponjoso.
Milkshake de fresas al horno y bizcocho esponjoso.

Con la colaboración de Lauri en la sesión de fotos.

Las fresas al horno están de moda esta primavera. Descubrí esta receta rebuscando en los blogs de Foodgawker. Mientras preparaba esta receta, no podía parar de pensar en nuestra sobrina Alba, porque le gustan mucho las fresas y porque esta bebida es una digna merienda de una pequeña princesita. Es una delicia de niña a la que todavía las sorpresas de parecen un sueño. Tiene locos a sus papás, a sus abuelos y al resto de la familia.  Cuando era pequeñita jugabamos juntas a ser hadas, pero de las de  verdad, de las que mueven el mundo con la varita mágica de la imaginación. Ahora se está haciendo mayor y sigue siendo ingeniosa y creativa.

Cuando estamos juntas, le encanta que cocinemos, pasteles, pizzas, helados, croissants rellenos de chocolate… Estoy segura que le va a gustar este milkshake con un sabor a fresas horneadas y bizcocho inigualable. ¡Alba, ve aprendiéndote la receta, que la próxima vez la prepararemos juntas!

Ingredientes:

Fresas al horno:

  • 500 grs. de fresas frescas.
  • 2 cucharaditas de vinagre balsámico.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.

Nata montada:              

  • 400 grs. de nata para montar muy fría.
  • 100 grs. de azúcar blanco.

Milkshake:                          

  • 300 grs. de leche semidesnatada muy fría.
  • 300 grs. de nata montada azucarada muy fría.
  • 100 grs. de bizcocho tipo genovés casero. (Ver receta del bizcocho de Pastel de Tres Leches).

Decoración:

  • 100 grs. de nata montada azucarada.
  • 30 grs. de bizcocho desmigado.

Preparación:

  1.  Montamos la nata.  En Thermomix, con la mariposa en las cuchillas batir la nata y el azúcar a velocidad 3 ½, sin programar tiempo, hasta que monte. De manera tradicional, batir con varillas eléctricas hasta que monte.  Para estabilizar la nata, podemos añadir un sobre de cuajada o Albona Sahne Quick de Aldi. Reservamos 300 grs. en el congelador y el resto en una manga pastelera con boquilla rizada para la decoración en la nevera.
  2. Trituramos 30 grs. de bizcocho 5 segundos a velocidad 4.
  3. Precalentamos el horno a 190ºC.
  4. A continuación, hay que lavar, cortar el tallo y partir por la mitad a lo largo las fresas. Las disponemos en una sola capa en una fuente de horno forrada de papel de hornear, como en la imagen.
  5. Repartimos sobre las fresas el azúcar, el vinagre de Módena y el aceite de oliva. Horneamos durante 20 minutos, hasta que sequen ligeramente y empiecen a destilar jugo.  Dejaremos enfriar y reservar en la nevera.

    Horneamos las fresas ligeramente.
    Horneamos las fresas ligeramente.
  1. Introducimos en el vaso la nata helada,  la leche muy fría, el bizcocho y las fresas horneadas.  Batimos 30 segundos a velocidad 6.
  2. Vertemos el milkshake en vasos y decoramos la superficie con la manga de nata. Terminar espolvoreando las migas de bizcocho que habíamos reservado. Os dejo un detale de la decoración.
Decoramos con nata y migas de bizcocho.
Decoramos con nata y migas de bizcocho.

Consejos:

  • Si no tienes mucho tiempo, puedes sustituir la nata montada  por helado de vainilla, como en la receta original.
  • Si te gusta más líquido, prueba a añadir más leche al batido.

0 comment on Milkshake de fresas al horno y bizcocho esponjoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *