Zanahorias glaseadas.
Zanahorias glaseadas.

Hace unos días publiqué una receta francesa de Conejo a la mostaza de grosellas y tenía que encontrar una guarnición a la altura. Tras la publicación, muchos me pedísteis la receta.  Yo la encontré en un vídeo de David de Jorge  de Robin Food.  Si no lo conocéis todavía, tenéis que hacerlo,  es un cocinero extraordinario, mediático, revolucionario, un enfant terrible de la gastronomía. El libro Más de 999 recetas sin bobadas , del que es coautor junto a Martín Berasategui, os lo recomiendo como libro “de encimera”. Divertidísima la sección de guarrindongadas, ¡No os la perdáis!

Para esta receta he tenido la suerte de probar una sartén de AMC, todo un ingenio eficiente, con sensor de temperatura que permite freír a baja temperatura. Pero lo que más me ha gustado para esta receta es la tapa cúpula con chimenea que me ha permitido controlar la evaporación del líquido consiguiendo una reducción brillante en el glaseado y el punto al dente perfecto en las zanahorias.

Ingredientes:

  • 1 manojo de zanahorias tiernas peladas, conservando parte del tallo.
  • 20 grs. de mantequilla.
  • 20 grs. de aceite de oliva.
  • 150 grs. de zumo de mandarina.
  • 1 cucharada colmada de mermelada de jengibre.
  • Sal y pimienta molida.

Preparación:

  1. Calentar una sartén y añadir aceite de oliva y mantequilla. Dejar que tome un tono avellana tostado.
  2. Echar las zanahorias procurando que todas toquen el fondo de la sartén y saltear hasta que comiencen a dorarse. Salpimentar.
  3. Verter el zumo de  mandarina y la cucharada grande de mermelada de jengibre. Mezclar, tapar la sartén con la cúpula y cuando hierva el zumo desenroscar el sensor para permitir que el vapor salga poco a poco durante 8-10 minutos, reduciendo el glaseado y cocinando al vapor las zanahorias, que han de quedar crujientes.

    Zanahorias caramelizando
    Zanahorias caramelizando
  4. Rectificar de sal y pimienta si fuera necesario, añadir un toque final de aceite de oliva, servir… y ¡Viva Rusia!

Consejos:

  • Podéis sustituir el zumo de mandarina por zumo de naranja o pomelo rosa.
  • También se puede sustituir la mermelada por dos cucharadas de azúcar y un trocito de jengibre fresco picado.

0 comment on Zanahorias glaseadas by David de Jorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *