Helado de mantequilla y nueces pecanas.
Helado cremoso de mantequilla y nueces pecanas.

Esta receta ha supuesto para mí una doble satisfacción.  Por un lado, como bloguera principiante, ya que he realizado una receta de uno de mis blogs favoritos, Uno de Dos, tanto por su calidad gastronómica, como por la fotografía, que hacen del blog uno de los más elegantes de la blogosfera. En su página de Facebook, Pam nos invitó a sus seguidores a hacer el helado y contarle la experiencia y en esto he estado este fin de semana, adaptando la receta para elaborarla con Thermomix y heladera. El resultado ha sido descubrir uno de los mejores helados que he comido jamás. Os lo recomiendo totalmente.

En el lado personal, hemos descubierto que a mi hija Lauri, que es alérgica a las nueces y al melocotón, ¡las nueces pecanas no le dan alergia!. Cuando se estaba comiendo con mil precauciones el helado me dijo:

 – ¡Mamá, qué ricas que están las nueces, ya no recordaba este sabor!

Lauri no probaba las nueces desde que era muy niña. Os podéis imaginar, se me llenó el alma de ternura y alegría de verla disfrutar así.  Y la alergia no vino esta vez.  Las nueces pecanas no son fáciles de conseguir en mi ciudad, pero a partir de ahora las conseguiré para incluirlas en más recetas.

Ingredientes:

  • 60 g de nueces pacanas o cualquier otro fruto seco sin tostar.
  • 60 g de mantequilla sin sal.
  • 250 g de leche entera.
  • 160 g de nata 35% m.g.
  • 70 g de azúcar.
  • 35 g de azúcar moreno.
  • 3 yemas de huevo.
  • 1 pizca de sal (opcional).
  • 1 pizca de extracto vainilla (opcional).
  • ½ cucharadita de emulsión de mantequilla y vainilla (opcional).

 Preparación:

  1. Tostar las nueces pecanas en una sartén sin aceite, a fuego medio (7-8), hasta que desprendan un olor suave. Troceamos en Thermomix a velocidad 4 dos segundos.  Reservar y dejar enfriar.
  2. Calentar en la sartén la mantequilla con la pizca de sal hasta que la mantequilla tome un color tostado.  Hay que tener cuidado de que no se queme, por lo que yo puse la placa a nivel 6-7. Dejar templar y reservar.
  3. En el vaso de Thermomix, calentar la leche, la nata, el azúcar blanco y el moreno a temperatura 90 durante 6 minutos a velocidad 3 para que se mezclen bien y el azúcar se disuelva bien.
  4. Programar de nuevo la Thermomix sin temperatura a velocidad 3 ½  y verter la mantequilla tostada al hilo por el bocal.
  5. Sin parar la máquina, echar los huevos uno a uno hasta que la mezcla esté bien batida.
  6. Programamos ahora 8 minutos a velocidad 4 y temperatura 90º.  Pasamos la crema a una jarra para que se temple y luego enfriamos en la nevera durante al menos 4 horas. Este último paso no es necesario si no tenemos heladera, únicamente deberemos meter la mezcla al congelador y sacarla cada hora para remover bien y evitar que se cristalice.
  7. Si tenemos heladera, la ponemos en marcha y mantecamos durante una media hora.  En este tiempo, el helado se aireará y aumentará su volumen.
  8. Sacamos de la heladera y vertemos en un molde.  Incorporamos las nueces pecanas troceadas y removemos un poco para repartirlas.
  9. Cubrir con papel de horno, tapar y congelar unas horas antes de consumir.

Consejos:

  • Podéis sustituir las nueces pecanas por nueces nacionales normales si no las encontráis.
  • La póxima vez sustituiré 35 g. de azúcar blanco por azúcar invertido a ver qué tal resultado da en la congelación.
  • Este helado tiene un valor de 7 puntos por cada 100 g. en tu dieta Weight Watchers.

0 comment on Helado cremoso de mantequilla y nueces pecanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *