Orange Carrot Cake
Orange Carrot Cake

¿A que parecen de verdad las zanahorias?  ¡Pues no, que son de fondant! Estamos de estreno, porque es mi primer layer cake, y aunque la técnica todavía es mejorable ¡a mí me parece precioso! Este pastel tiene una larga historia.  Soy fan absoluta del Carrot Cake desde hace 28 años por lo menos, desde que fui a estudiar a Inglaterra y me enamoré de este pastel de origen americano.  Desde entonces siempre he ido buscado la receta perfecta y he buceado por los recetarios norteamericanos probando varias recetas que iré compartiendo poco a poco en este blog.

Hace unos meses, en un viaje de trabajo por Orense, estuve hospedada en el hotel Carris Cardenal Quevedo y ¡Sorpresa! había Carrot Cake en su carta de postres.  ¡Y vaya tarta!, el sabor era sublime.  Pregunté a la camarera y me habló muy bien de la chef repostera del hotel y me dijo que la receta era suya personal y que llevaba zumo naranja en los ingredientes.  Se me encendió a mí la bombilla y me puse a investigar de en esta variante y parece que es una nueva moda.  Encontré esta receta en My recipes.com y la he adaptado un poco a mi manera.  Además estoy de enhorabuena porque por fin he encontrado en Zaragoza nueces pecanas que es el ingrediente original del pastel.

Pero la historia no se acaba aquí, porque esto fue hace unos meses.  A finales del mes pasado, mi amiga Marian Platero que es artesana me sorprendió con una preciosa Fofucha de Mermelaura que va vestida de color naranja y con su libro de recetas incluido.  Me hizo mucha ilusión porque es igualita a mí y porque ha sido el primer regalo que recibo para el blog.  Está claro que merece tener su lugar de honor en nuestro espacio.

Pensando en cómo presentarosla, me concentré en el color del vestido.  A mí, el naranja me lleva irremediablemente a una asociación pavloviana de ideas con mi amado Carrot Cake y empecé a pensar en serio en este proyecto.  Mirad el resultado: ¡qué bonita está al lado de su tarta favorita!

Fofucha Mermelaura y Orange Carrot Cake
Fofucha Mermelaura y Orange Carrot Cake

Por último, comentaros que esta es una receta para una tarta de grandes dimensiones, o de dos pequeñas como hice yo.  Esto es porque la tarta principal estaba destinada a un regalo para Carlos y Elena que nos han proporcionado unas maravillosas verduras ecológicas este verano y no quedaba bien cortarla para presentaros el interior.  Por el tamaño, es perfecta para una celebración familiar y habrá suficiente tarta como para 24 personas.  Si queréis una tarta para pocas personas podéis dividir los ingredientes a la mitad.  Os dejo también un enlace al tutorial de El Rincón de Bea sobre montaje de layer cakes que ha sido fundamental en esta primera experiencia.

Orange Carrot Layer Cake
Orange Carrot Layer Cake

Ingredientes:

Carrot Cake

  • 300 g (2 tazas) de nueces pecanas.
  • 150 g (2 1/2 tazas) de harina de repostería.
  • 2 cucharaditas de bicarbonato sódico.
  • 2 cucharaditas de nuez moscada molida.
  • 2 cucharaditas de canela molida.
  • 1/4 cucharadita de sal.
  • 350 g (1 1/2 tazas) de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 350 g (2 1/2 tazas) de azúcar blanco.
  • 4 huevos grandes.
  • 75 g (1/4 taza) de leche.
  • 2 cucharadas de ralladura de naranja (1 naranja)
  • 75 g (1/4 taza) de zumo de naranja.
  • 1 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla.
  • 300 g de zanahoria

Cobertura de queso y nata a la vainilla

  • 120 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 400 g de queso crema.
  • 330 g de azúcar glass.
  • 3 a 4 cucharadas de leche evaporada o nata.
  • 1 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 cucharadita de ralladura de naranja (aproximadamente ½ naranja).
  • 500 g de nata para montar muy fría.
  • 1 sobre de estabilizante de nata o cuajada.

Zanahorias de fondant

  • 1 paquete de 250 g de fondant naranja. Yo lo compré de la marca Renshaw en Crema y Chocolate que tienen tienda online para los que no estéis en Zaragoza.
  • 1 puñado de pistachos.

Preparación:

 Carrot Cake

  1. Precalentamos el horno a 190º y engrasar 3 moldes de 18 cm con pasta desmoldante Strip Cake.
  2.  En una sartén grande sin aceite tostamos las nueces pecanas para que suelten su agradable aroma. Las troceamos 2 segundos a velocidad 4 en Thermomix.
  3. Colocamos las zanahorias en el vaso y las rallamos 2 segundos a velocidad 6. Reservamos.
  4. Introducimos la harina en el vaso junto con el bicarbonato, la canela, la nuez moscada y la sal.  Tamizar a velocidad 7 durante 2 segundos y reservar.  Para un mejor resultado, pulverizaremos un palo de canela y una nuez moscada antes de introducir la harina y la sal.
  5.  Haremos una crema con la mantequilla y el azúcar batiéndolas a velocidad 6 durante 6 minutos hasta que blanquee.
  6. . Reducimos la velocidad de la Thermomix a 4 y vamos añadiendo los huevos de uno en uno dejando que se integren bien antes de introducir el siguiente.
  7. Ahora añadimos la leche y la mitad de la mezcla seca de la harina.  Batimos a velocidad 4 durante 2 minutos.
  8. Añadimos la ralladura de naranja, el zumo, y la vainilla y el resto de la harina y volvemos a batir durante 2 minutos.
  9. Sacar la mezcla del vaso (porque ya no os cabrá más en la Thermomix) y verterla en un bol grande donde añadiremos la zanahoria y las nueces mezclando con una espátula suavemente.
  10. Engrasamos 3 moldes iguales y con una cuchara de helado repartir cantidades iguales en cada molde (yo puse 7 cucharadas y me salieron 5 bizcochos -al final fueron dos tartas-, pero quizá hubiera sido mejor echar menos masa, digamos 5 cucharadas y que las capas fueran más ligeras.
  11. Horneamos durante 40 minutos o hasta que al introducir un palillo en el centro del bizcocho éste salga limpio.
  12. Sacamos del horno y dejamos enfriar en el molde durante 10 minutos. Desmoldamos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.
  13. Envolvemos en film de plástico cada uno de los bizcochos individualmente y los guardamos en la nevera apilados para que la masa se compacte bien de un día para otro.

 Cobertura de queso y nata a la vainilla.

  1. Batimos  la mantequilla, el queso crema, el azúcar glass y la ralladura de naranja a velocidad 5 hasta obtener una crema. Añadir la leche y la vainilla y mezclar bien. Reservamos en la nevera.
  2. Montamos la nata con la mariposa puesta a velocidad 4 añadiendo un sobre de estabilizante o cuajada. Aproximadamente 2 minutos, pero este tiempo es aproximado, dependerá de la temperatura de la nata.
  3. Mezclar con la crema de queso con movimientos envolventes y refrigerar de un día para otro para que adquiera firmeza.

Zanahorias de fondant

  1. Cortamos una pequeña rodaja fondant y la rodamos con las dos manos para hacer un cilindro. Afinamos uno de los dos extremos para hacer la punta de la zanahoria.
  2. 3.    Pelamos los pistachos y los cortamos en pequeñas lascas con cuidado.  Introducimos dos lascas en la cabeza de la zanahoria cuidando que la parte más verde del pistacho se vea más.
  1. Con un cuchillo, vamos haciendo pequeñas marcas sobre la zanahoria para imitar las arruguitas.

Montaje del pastel:

  1. En primer lugar, prepararemos nuestra zona de trabajo.  Yo utilizo un pie de tarta elevado (todavía no tengo un plato giratorio), una cuchara de helado, una cuchara y una espátula lisa. Sobre él, dispongo la base de la tarta y pongo un pequeño pegote de crema para que se fije bien la primera capa a la base. Una vez fijada la primera capa, introduzco recortes de papel de hornear a lo largo del diámetro del pastel para que se vayan recogiendo las gotas y migas sobrantes y no ensucie nuestra base.
  2. Sacamos las capas de bizcocho de la nevera y las limpiamos bien de migas.  También las igualaremos cortando con un cuchillo de sierra si ha quedado alguna abombada en la parte superior.  El secreto es que las capas deben quedar completamente lisas e iguales para que luego el corte sea perfecto.
  3. Ahora ponemos 3 cucharadas de crema sobre la primera capa y la extendemos de manera uniforme sobre la superficie.
  4. Colocamos la segunda capa sobre la crema.  Si vemos que se resbala, introduciremos tres pinchos de madera (los de los pinchos morunos) y refrigereraremos al menos una hora hasta que las capas se queden firmes en su sitio. Reservamos también la crema en la nevera para que siga firme.
  5. Sacamos la tarta de la nevera, quitamos los palillos y nuevamente ponemos 3 cucharadas de crema sobre la segunda capa.  Colocamos la tercera capa y extendemos 2 cucharadas de crema sobre su superficie. Volvemos a introducir los palillos para asegurarnos de que las capas no se mueven.
  6. Con el sobrante de crema que ha ido saliendo por las capas, barnizamos todo el lateral de la tarta a modo de argamasa de albañil.  No os preocupéis si en este paso tenéis la crema manchada de migas, porque no es la capa definitiva.
  7. Volvemos a meter la tarta y la crema restante en la nevera y esperamos unas horas a que se endurezca bien la crema.
  8. Para la capa final, colocamos una capa abundante de crema con la cuchara y vamos repartiendo crema sobre la superficie y alisándola bien.  Sobre los laterales la crema la dispondremos con movimientos de abajo a arriba a lo largo del perímetro para que asiente bien la crema.
  9. Alisamos bien los laterales y con la espátula y también retiramos el sobrante de crema de la parte inferior.
  10. Colocamos las zanahorias de fondant sobre la crema y guardamos en la nevera hasta la hora de servir.

0 comment on Orange Carrot Cake

  1. Hola, soy de Colombia y tbn me encanta esta torta. Te pregunto, la zanahoria como se incorpora a la mezcla?… No me quedo claro.

    Saludos desde Bogota

Responder a Claudia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *