Salteado de pollo a la lyonesa. Recordando al Titanic.
Salteado de pollo a la lyonesa. Recordando al Titanic.

El pollo es para todos nosotros un alimento tan popular y cotidiano, que lo descartamos de las grandes ocasiones, pero quiero contaros que en la historia no siempre tuvo esta consideración. El pollo alimentó a media humanidad desde tiempos prehistóricos, pero durante la oscuridad de la Edad Media en Europa, era considerado un alimento señorial que únicamente se servía en palacios y cortes feudales. Fue llevado por Cristobal Colón en sus carabelas al Nuevo Mundo y durante el Siglo de Oro se consumía por las clases medias en grandes ocasiones Durante el siglo XIX tuvo una época dorada, de la mano de la escuela de cocina Le Cordon Bleu de París. De la mano del chef Auguste Escoffier.

Cartel publicitario del Titanic, 1912.
Cartel publicitario del Titanic, 1912.

Este chef mediático de principios del siglo XX fue el encargado de idear el menú de la receta con la historia que hoy os traigo y con la que colaboramos en el Recetario Mañoso de este mes. Escoffier confeccionó el menú del RMS Titanic, trágicamente hundido el 15 de abril de 1912, durante su viaje inaugural. Se conservan unas pocas copias del menú que se sirvió en primera clase y como veréis en la imagen, dentro de los fastuosos 19 platos que se sirvieron estaba esta receta de pollo.

Menú de la cena del 14 de abril de 1912 abordo del Titanic.
Menú de la cena del 14 de abril de 1912 abordo del Titanic.

Como detalle, indicaros que cada pasajero habría pagado ceca de 100.000 € actuales por el privilegio de embarcar en primera clase en el viaje inaugural del barco más grande de la época. Podréis valorar fácilmente la importancia que tenía el pollo en la gastronomía de entonces y sólo hace un poco más de 100 años de aquello. Vamos hoy a hacer un pequeño homenaje a este coloso del mar y a todas las 1514 víctimas del naufragio, entre los que se encontraba su valiente capitán, Edward John Smith, que no abandonó el barco, así como la heróica banda de música que infundió paz y ánimos a los náufragos.

Ingredientes:

  • 1 pollo de corral de 2 kg.
  • 300 g de setas variadas troceadas (en mi caso, rebozuelos, champiñones portobello y seta de chopo)
  • 90 g de mantequilla.
  • 50 g de aceite de oliva.
  • 150 g de salsa de tomate casera.
  • 250 g de vino blanco Chardonnay.
  • 40 g de armagnac o brandy.
  • 1 diente de ajo.
  • Un ramito de perejil fresco.
  • Pimienta negra.
  • Sal.
  • 1 plancha de hojaldre y un cortador de galletas para los barquitos de hojaldre.

Preparación:

  1. Trocearemos el pollo a la manera francesa, conservando la piel en las piezas. Os dejo un tutorial en vídeo de cómo cortar los muslitos , que es la parte más compleja (está en inglés, pero es muy gráfico). Salpimentaremos y reservaremos.
  2. Calentaremos la mantequilla junto con el aceite de oliva en una cacerola generosa. Juntando las dos grasas conseguiremos que la mantequilla no se queme ya que el aceite tiene un punto de ebullición superior.
  3. Cuando esté bien caliente, doraremos el pollo por todos lados, durante unos 10-15 minutos.
  4. Añadimos a continuación la salsa de tomate y las setas y las rehogamos durante 5 minutos junto al pollo.
  5. Al cabo de este tiempo, vertemos el vino y el cognac y cocemos a fuego lento durante 25 minutos hasta que el pollo se guise pero quede tierno.
  6. Retiramos el pollo y reducimos la salsa añadiéndole un diente de ajo machacado. Podemos hacerlo en Thermomix, programando 10 minutos, temperatura Varoma y velocidad 2. Al finalizar el tiempo, trituraremos la salsa a velocidad 8 durante 15 segundos.
  7. Picamos el perejil y lo añadimos a la salsa. Mezclamos 5 segundos a velocidad 2.
  8. Napamos el pollo con la salsa y servimos.
  9. Cortamos la masa de hojaldre con la forma deseada y la horneamos durante 6 minutos a 200ºC. Servimos junto al pollo como guarnición.

Consejos:

  • Una ración de 200 g de salteado de pollo a la lyonesa tiene una equivalencia de 7 puntos Weight Watcher

16 Comments on Salteado de pollo a la lyonesa. Evocando al Titanic

  1. Hola Laura; Preciosa historia, deseo que este Pollo a la Lyonesa, llegue a buen puerto, a mi ya me ha llegado directo al corazón, pero lo tomo como cota pendiente, y espero que me llegue al estómago en breve..
    Un Besazo….

  2. Me encantan estas recetas con historia y además la imagen que nos muestras no deja lugar a dudas: ¡Es una maravilla!.
    Muchas gracias por tu aportación a nuestro recetario.

    Besicos.

  3. A veces la vida es triste y hay recetas que están unidas a la tragedia pero aunque la historia es triste nos queda el placer de poder disfrutar de ella.
    ¡Gran chef Escoffier!.
    Felicidades por animarte con una de sus recetas que,, según nos dicen las imágenes, te quedó perfecta.
    Muchas gracias por esta aportación a nuestro recetario.

  4. Vaya, te nos has puesto seria, pero ha merecido la pena, vaya receta que nos regalas este mes para el mañoso, hablando de la importancia del pollo, recuerdo que a mi padre le regalaban un pollo como aguinaldo de Navidad y en las bodas ese era el plato estrella, desde luego un buen pollo guisado no pasa nunca de moda.
    Saludos mañosos 😉

      • Hola José, gracias por tus palabras. Me gusta mucho la historia de la vida cotidiana y escribir sobre ella hace volar mi imaginación. ¿Te imaginas cómo vivían las familias en el año 1000? Fascinante imaginarlo.
        Mil disculpas por el vídeo, se me había pasado poner el link. ¡Que lo disfrutes!

  5. Muy bonita la historia y la receta buenísima. Una aportación al mañoso inmejorable.Tengo que decir que sigo dándole al pollo el lugar que se merece. La prueba está en que cuando hago platos de fiesta (se puede ver en el blog) pienso en él. Es rara la vez que no compro el pollo en la pollería de cerca de casa y son tan buenos…
    He visto el video, es muy útil, graciasss!
    Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *