Team Cooking. Una paella de campeonato.
Team Cooking. Una paella de campeonato.

Santa Teresa de Calcuta dijo una vez: “Yo hago lo que tú no puedes hacer y tú haces lo que yo no puedo hacer. Juntos haremos cosas extraordinarias”. Encontré esta frase intentando inspirarme en este post y creo que no podría haber encontrado otra mejor para definir un equipo de trabajo. Provenientes de áreas muy distintas, muchos nos acabamos de conocer y hemos ido descubriendo como encajar nuestros roles como las piezas de puzle que conectan entre sí.

Nuestros responsables pensaron que una actividad de equipo nos ayudaría a relacionarnos y nos ayudaría a afianzar el sentimiento de unidad nos hará crecer como grupo. Y, para mí, no pudieron elegir una mejor… Cocinar en equipo. La actividad tuvo dos partes. La primera consistió en formar 5 mini equipos y pasar la mañana en una gymkana para obtener los ingredientes necesarios para la segunda parte: Cocinar la mejor paella. Y nos pusimos manos a la obra.

Tras un duro desempate entre tres de los equipos, nuestra paella resultó la ganadora. Os dejo unas fotos de recuerdo de este día tan entrañable.

Y esta es la parte que me ha parecido interesante compartir con vosotros. ¿Cómo se hace una paella digna con recursos mínimos? El secreto está en el sofrito, en concreto, en el orden en el que se incorporan en él los ingredientes. También, observar algunas “reglas de oro” que ya hemos compartido en otro post. Vamos con la receta:

Ingredientes (para 8 personas):

  • 500 g de alitas de pollo.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 pimiento verde.
  • 3 dientes de ajo.
  • 150 g de guisantes en conserva.
  • 200 g de tomate frito.
  • 300 g de anillas de calamar.
  • 500 g de langostinos.
  • 600 g de arroz (aprox.)
  • 1 cubito de caldo de pollo.
  • 1 cucharada de colorante alimentario.

Preparación en paellero de gas:

  1. En primer lugar, pochamos la cebolla picada en brunoise durante al menos 20 minutos a fuego medio (con el aro interior) con sal para que pierda toda el agua posible. Tiene que quedar un poco dorada para que le dé buen color al sofrito.
  2. Cuando está bien pochada, añadimos el pimiento y el ajo bien picados también y sofreímos durante 10 minutos en el centro de la paella.
  3. Encendemos el aro exterior y mientras se sofríe el pimiento vamos colocando en la parte exterior las alitas de pollo para que se vayan dorando. Una vez doradas, las reservamos fuera de la paella.
  4. A continuación realizamos el mismo procedimiento con los langostinos. Una vez dorados, los reservamos aparte.
  5. Bajamos el fuego exterior al mínimo y desplazamos el sofrito de verduras a un extremo. En el fuego central, colocamos las anillas de calamar para que se vayan sofriendo dejando evaporar su agua (esto ayudará a que no se nos pase la paella, el control del líquido es fundamental aquí).
  6. Al tiempo, en otro extremo de la paella, vertemos el tomate y dejamos que vaya evaporando algo de líquido también.
  7. Cuando la sepia esté sofrita, juntamos todos los ingredientes en el centro (sepia, verduras y tomate) y los mezclamos. Incorporamos también el pollo reservado, el caldo de pollo y el colorante. Dejamos que el arroz sofría durante unos 5 minutos para sellar el grano y evitar que suelte demasiado almidón durante la cocción.
  8. Ahora incorporamos un poco más del doble de la cantidad de arroz. Fueron cuatro medidas de vaso y echamos 9 medidas de agua. Mezclamos bien el agua con el sofrito y subimos el fuego de los dos anillos bien fuerte para llevarlo a ebullición (lo ideal hubiese sido poder incorporarlo ya caliente, pero os recuerdo que es una paella de supervivientes, je je.) Rectificamos de sal.
  9. Cuando el caldo ya hierva, incorporamos los guisantes y colocamos los langostinos a lo largo de la paella y bajamos el fuego a posición media. En este momento, dejamos de tocar la paella y dejamos que el arroz se cocine y que el agua se evapore durante unos 18 minutos.
  10. Cuando apenas quede caldo visible, apagamos el fuego y tapamos la paella con papel de periódico durante 10 minutos para que se termine de hacer con su propio calor. Servir inmediatamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *