Chili con "carne" vegano.
Chili con “carne” vegano.

Para los que no la conozcáis, os presento un ingrediente nuevo y sorprendente:  la Soja Texturizada.  Este alimento es proteína vegetal procedente de harina de soja a la que se somete a varios procesos como cocción a alta temperatura y presión,  eliminación de la grasa,  se le da la textura (hay variedad de presentaciones) y finalmente se deshidrata.  El resultado es un concentrado de proteína muy elevado -100 g de soja texturizada contiene dos veces más proteína que la carne y cuatro veces más que el huevo- y muy bajo en grasa, apenas un 1% de grasas no saturadas.  Es, por tanto, un buen sustituto de la carne para vegetarianos y deportistas, sin olvidar a todos aquellos que necesiten reducir su nivel de colesterol malo.

Estábamos planificando mi familia y yo hacer unos burritos mexicanos que nos encantan y pensé en hacer chili con carne para el relleno.  Casi desisto porque pensé que mi hija no tenía alternativa vegetariana,  hasta que recordé que tenía medio paquete de soja texturizada en la despensa, así que me puse manos a la obra para adaptar la receta de chili con carne de Jamie Oliver a la manera vegetariana.  De hecho, hice dos ollas, una con soja texturizada y otra con 1/2 kg de carne.  Diego, que no es vegetariano, no supo distinguir una de otra y sin embargo, era mucho más nutritiva y sana la versión vegana.  Os animo, como nosotros, a dar el salto, que la comida vegana es perfectamente compatible con una dieta en la que no se elimina la carne, pero conseguiremos reducir su ingesta contribuyendo a cuidar nuestro planeta, ya que el consumo masivo de carne al que nos induce el mercado genera altísimas emisiones de CO2 a la atmósfera y no es tan saludable para nuestro organismo.

Ingredientes:

  • 150 g de soja texturizada.
  • 300 ml de café caliente recién hecho.
  • 2 guindillas secas extra picantes.
  • 1 cucharadita de comino.
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera.
  • 1 cucharadita de orégano seco.
  • 2 hojas de laurel.
  • 2 cebollas grandes.
  • 2 chiles jalapeños frescos.
  • 1 palo de canela.
  • 6 dientes de ajo + ½ cabeza para cocer los frijoles.
  • ½ cucharadita de pimientan negra recién molida.
  • 800 g de tomate troceado, o bien una mezcla de tomate fresco troceado y tomate triturado de lata.
  • 2 cucharadas de miel de caña.
  • 3 pimientos de colores amarillos o naranja.
  • 320 g de judías negras (frijoles) o pintas secas o 800 g de judías cocidas.
  • Aceite de oliva.

Preparación:

Frijoles cocidos:

  1. Ponemos en remojo los frijoles previamente lavados durante 8 horas(mejor la noche anterior) bien cubiertos con agua en un bol.
  2. Pasadas las 8 horas, colamos el agua, lavamos de nuevo los frijoles y los introducimos en una olla rápida. Los cubrimos con agua y añadimos una cebolla partida por la mitad, ½ cabeza de ajos, una hoja de laurel y un chorrito de aceite de oliva, éste último, para evitar que al hervir, la espuma de la cocción obstruya las válvulas de la olla a presión.
  3. Cerramos la olla y cocemos los frijoles durante 20 minutos. Abrimos de nuevo la olla y añadimos una cucharadita de sal, volvemos a cerrar y cocemos otros 10 minutos más. Sacamos los frijoles de la olla, colamos el agua y los reservamos.

Chili con “carne”:

  1. Preparamos el café, no demasiado cargado e inmediatamente le añadimos las guindillas secas, a modo de infusión, para que se rehidraten.
  2. Mientras tanto, en la olla a presión o una cocotte o cacerola tradicional, sofreiremos la cebolla, el comino, el pimentón, el orégano y una hoja de laurel durante 10 minutos.
  3. Cortaremos en rodajitas las guindillas que teníamos en el café y las añadiremos a la olla.
  4. Limpiaremos los jalapeños de semillas, los cortaremos en rodajas y los añadiremos también para que vayan soltando su sabor en el sofrito.
  5. A continuación, añadiremos la canela, el ajo cortado en rodajas, salpimentaremos y verteremos un chorrito de café para evitar que se seque demasiado el sofrito.
  6. Añadimos el tomate, la miel de caña, la soja texturizada y el resto del café. Tapamos la olla, si es a presión, cocinamos durante 20 minutos desde la salida de vapor por la válvula, si es cacerola normal, entonces dejaremos cocinar durante una hora a fuego suave.
  7. Abrimos la olla y añadimos los frijoles cocidos y escurridos. Continuamos con la cocción lenta durante 10-15 minutos más.  Si vuestro chili tiene mucho líquido, coceremos sin tapa para permitir que éste se evapore. Si por el contrario estuviera más seco, podemos añadir caldo de los frijoles a nuestro gusto.

Consejos:

  • Esta receta tiene un valor de 1 punto por cada 100 g de chili con carne en tu dieta Weight Watchers.
  • El chili con carne, se puede comer sólo, como relleno de burritos, con chips de tortilla… Está perfecto si lo terminamos con una cucharada de sour cream.
  • Con estas cantidades, obtendrás 2,5 l de chili con carne, aproximadamente 12 raciones. Merece la pena hacer esta cantidad porque después, si te sobra lo podrás congelar.  No te cuento cómo está el chili con carne al día siguiente, el sabor picante se va potenciando con los sabores y está incluso mejor que recién cocinado.

4 Comments on Chili con “carne” vegano

1Pingbacks & Trackbacks on Chili con “carne” vegano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *