Black label burger. The fake version.
Black label burger. The fake version.

Os habrá llamado la atención que estos días he estado publicando varias Menualidades seguidas: Que si mayonesa a la trufa, panecillos de hamburguesa o cebolla caramelizada al Oporto.  Y como os adelanté, había una explicación.  Aprovechando que estos días se celebra en Huesca el festival multidisciplinar Periferias, que este año está dedicado al Fake, es decir,  lo falso, la impostura, la mentira, el simulacro, el disfraz, la copia o la ficción, hemos decidido unirnos a la temática desde lo que más nos gusta, la gastronomía. Por ejemplo, ¿Quién no recuerda el reciente documental de Jordi Évole, Operación Palace, sobre el golpe de estado del 23 F?  Pues algo parecido es lo que hemos tratado de hacer con la fantástica nueva hamburguesa Black Label de Foster’s Hollywood.  La hemos copiado desde el más puro estilo casero intentando dar con cada uno de los sabores y para eso había que elaborar los ingredientes desde cero. Desde el pan hasta la cebolla caramelizada. Es, pero no es. Puro Fake.

Como ya hemos hablado de los ingredientes en su casi totalidad, hoy nos centraremos en la preparación de la hamburguesa en sí, porque la preparación de la carne tiene una gran importancia en el resultado. He leído varias webs americanas en donde explican el proceso y la verdad es que hay mucha diferencia en lo que se refiere a la manera de preparar la hamburguesa más tradicional en España.  No añadiremos ningún ingrediente ligante a la carne ¡Señores, hablamos de hamburguesas, no de albóndigas!

En lo primero que hemos de pensar es en el corte de carne que utilizaremos. Necesitamos una combinación de carne que aporte el mejor sabor y también un mínimo de un 25% de grasa que aportará la jugosidad necesaria. Si somos puristas, nuestra hamburguesa será 100% vacuno, con un 75% de lomo de buey o aguja y un 25% de costillar o falda. También he leído que se suele sustituir este 25% por algún corte de cerdo como cabezada o presa. Hemos de pedir al carnicero que la pique someramente porque no queremos una pasta compactada, sino que queremos que quede jugosa en el centro y crujiente en los bordes. Hey, ho, let’s go!

Ingredientes:

(Para 5 hamburguesas)

  • 750 g de carne de buey molida (lomo o aguja).
  • 250 g de carne de buey molida (costillar o falda).
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva.
  • 1 cucharadita de mezcla de especias American steak house seasoning.
  • 5 panecillos de hamburguesa.
  • 150 g de mayonesa a la trufa.
  • 5 lonchas de queso que funda (cheddar, emmental, Edam…)
  • 5 lonchas de bacon ahumado o jamón serrano.
  • 5 cucharada de cebolla caramelizada al Oporto.
  • 5 rodaja de tomate Rosa de Barbastro.
  • 10 hojas de cogollo de lechuga.
  • 10 láminas de pepinillos en vinagre.
  • 3 patatas grandes.
  • Queso parmesano.

Preparación:

  1. Mezclamos la carne muy suavemente, procurando no aplastarla. La dividimos en cinco porciones de 180 g cada una y les damos forma redonda de la misma manera, evitando manipular demasiado la pasta de carne. Una vez formadas las hamburguesas, las salpimentamos y sazonamos (no metemos la sal y las especias al mezclar porque la sal provocaría que soltase sus jugos al poner la carne al fuego). Os contaré un truco que he aprendido: Si presionamos con un dedo el centro de la hamburguesa, luego no encogerá en la parrilla.
  2. Calentamos bien una parrilla o una sartén pintada con aceite y colocamos las hamburguesas, presionamos un poco con un tenedor para que la carne toque bien la superficie de la sartén. Tapamos y dejamos asar unos cuatro o cinco minutos hasta que la carne caramelice y se despegue fácilmente de la sartén.
  3. Cortamos las patatas y las freímos en abundante aceite de oliva. Al sacarlas, las colocamos en un recipiente forrado de papel secante o de horno y, en vez de sal, espolvoreamos con parmesano recién rallado.
  4. Damos la vuelta a la carne y dejamos que se dore por el otro lado. Mientras, doramos el bacón en la sartén, partimos el panecillo, untamos las dos caras con mayonesa a la trufa y lo ponemos a tostar en la parrilla.
  5. Colocamos la base del panecillo en el plato. Ponemos el queso, encima colocamos el bacón y la hamburguesa calientes, una cucharada de cebolla confitada y colocamos la tapa. La sujetamos con un palillo largo para que no se mueva en la presentación.
  6. Colocamos la lechuga, el tomate y el pepinillo en un extremo del plato.
  7. En un pequeño recipiente, presentamos la salsa mayonesa a la trufa y en otro las patatas con parmesano.
    Detalle Black label burger.
    Detalle Black label burger.


Consejos:

  • Como opción, podemos tener en la mesa un frasco de nuestro mejor kétchup casero y mostaza a la antigua como alternativas adicionales de salsa para acompañar la hamburguesa.
  • Una hamburguesa black label con patatas te costará 20 puntos en tu dieta Weight Watchers.

3 Comments on Black Label Burger by Foster’s Hollywood. La versión fake.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *