Gamonéu del Puertu con mousse de avellanas
Gamonéu del Puertu con mousse de avellanas

Muchas veces, cuando preparo nuevas recetas para compartir con vosotros, me inspiro en el trabajo de otros cocineros que, para mí son verdaderos maestros. Dicen que a cocinar se aprende con la práctica y hay que practicar siguiendo la estela de los que ya tienen experiencia en este arte. Yo, opino lo mismo, pero a veces me asalta la duda de si estoy abusando de este recurso y cayendo en el plagio. Nada más lejos de mi intención. Estaba yo, hace unos días debatiéndome en este mar de dudas por la receta que hoy os presento y que está inspirada en el libro Recetas y Momentos de Susana Perez y Jesús Cerezo del blog Webos Fritos, cuando me sacó de la duda de un plumazo el el humanista Juan Adriansens que participaba en El Gabinete, una entretenida tertulia dentro del programa de Julia en la Onda que trababa precisamente de este tema. En su intervención, Juan Adriansens, del que no mucha gente conoce su faceta como pintor hiperrealista fruto de su aprendizaje en la Academia de Bellas junto a Antonio López, defendió que en el arte no se condena el plagio, las obras clásicas sirven de modelo en la búsqueda de los artistas de encontrar la perfección. Dio muchos ejemplos, desde la arquitectura griega, a la literatura decimonónica, pasando por la pintura barroca de Rubens y Tiziano. Un clásico es una obra que merece ser copada. Genial me pareció esta perspectiva y su extrapolación a la gastronomía hace que en mi humilde caso, justifique mi afán de aprendizaje reproduciendo platos de maestros. Desde Escoffier a Susana Pérez, vaya aquí mi homenaje a los maestros de la cocina que inspiran mi cocina. Quizás, algún día, yo misma sirva de inspiración a cocineros venideros.

¡Ah! No me olvido, el Gamonéu del Puertu me lo trajo de regalo mi madre de sus vacaciones en Asturias y le prometí que haría una buena receta sin cocinar el queso, ya que ella opina que este queso como mejor se degusta es en su estado natural.

Ingredientes:

Para 6 personas:

  • Una cuña de queso Gamonéu del Puertu.
  • 150 g de avellanas peladas.
  • 200 ml de nata para montar.
  • 3 cucharaditas de azúcar.
  • 2 cucharadas de leche entera
  • 3 hojas de gelatina.
  • Unas ramitas de cebollino para decorar.

Preparación:

  1. Montamos la nata fría a velocidad 3 sin tiempo, únicamente observando cómo la nata va adquiriendo la textura. Reservamos en el frigorífico.
  2. Ponemos la gelatina a hidratar en agua fría.
  3. Tostaremos las avellanas en una sartén durante unos minutos para poder quitar su piel, moviéndolas y cuidando que no se quemen.
  4. A continuación trituraremos las avellanas unos segundos con tres golpes de turbo.
  5. Añadimos el azúcar y las dos cucharadas de leche, y poner 4 minutos a velocidad 3 y temperatura 100˚.
  6. Agregamos la gelatina bien escurrida y mezclamos unos segundos a velocidad 3. Y dejamos que la mezcla enfríe un poco.
  7. Cuando ya esté fría incorporamos la nata montada, con movimientos envolventes.
  8. Rellenamos unos moldes (yo usé unas flaneras de silicona) y los metemos al congelador una media hora para que tomen forma.
  9. Emplatamos desmoldando la mousse y añadiendo dos cortes de Gamonéu y acabando con un lacito de cebollino sobre la mousse de avellana.

Consejos:

  • Este es un postre festivo, idóneo para tomar ocasionalmente ya que tiene un alto valor calórico. Este postre representa un coste de 10 puntos por ración en tu dieta Weight Watchers.

1 Comment on Gamonéu del Puertu con mousse de avellanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *